20 Versículos Bíblicos de Ánimo en las Pruebas

Dios siempre nos muestra los caminos para superarnos en la adversidad y también nos enseña a disfrutar de las alegrías cotidianas. Sin embargo, a veces tenemos que leer la biblia para reconfortarnos.

A veces sentimos que las dificultades son pruebas imposibles de superar. Pero debes estar seguro de que Dios es bueno y tu compañero fiel en esta senda que el Señor ha trazado para ti.

Versículos de ánimo en las pruebas

Toma la mano que te extiende Dios. Busca un lugar tranquilo para leer tu biblia y comencemos a profundizar en las palabras sagradas del evangelio para conocer los versículos de la Biblia cortos

Salmos 56:3-4

Cuando sientas miedo o temor por una difícil situación, encomiéndate a Dios, para que te ayude a superar esa prueba de la vida.

El día en que temo, yo en ti confío. En Dios, cuya palabra alabo, en Dios he confiado, no temeré. ¿Qué puede hacerme el hombre? (Salmos 56:3-4).

Jeremías 17:7-8

Confía en Dios y recibirás bendiciones para ti y los tuyos. Recuerda que no debes sentir miedo porque Cristo te recompensará con buenos frutos para la cosecha de tu vida.

Bendito es el hombre que confía en el Señor, cuya confianza es el Señor. Será como árbol plantado junto al agua, que extiende sus raíces junto a la corriente; no temerá cuando venga el calor, y sus hojas estarán verdes; en año de sequía no se angustiará ni cesará de dar fruto. (Jeremías 17:7-8).

Colosenses 3:23-24

Cuando estés obrando, recuerda hacerlo con amor y cariño hacia el Señor, pues la gloria es para él. Así recibirás la recompensa de tu creador.

Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres. Sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia. Es a Cristo el Señor a quien servís. (Colosenses 3:23-24).

Pedro 5:6-7

La oración es grande y poderosa, recuerda hacerlo por el bien tuyo y del prójimo. Dios extenderá su mano hacia aquellos humildes que oran desde el corazón.

Asimismo, vosotros los más jóvenes, estad sujetos a los mayores y todos, revestíos de humildad en vuestro trato mutuo, porque Dios resiste a los soberbios, pero da gracia a los humildes. Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él os exalte a su debido tiempo. (Pedro 5:6-7).

Romanos 8:28

Las pruebas son situaciones para fortalecer la fe y esperanza, pues Dios tiene un claro propósito para nuestras vidas.

Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a su propósito. (Romanos 8:28).

1 Pedro 4:12-13

Cuando sientas el fuego de las pruebas, recuerda que son momentos de revelación de la gloria de Dios para cuando las superemos, vivifiquemos la grandeza de las alegrías.

Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que en medio de vosotros ha venido para probaros, como si alguna cosa extraña os estuviera aconteciendo; antes bien, en la medida en que compartís los padecimientos de Cristo, regocijaos, para que también en la revelación de su gloria os regocijéis con gran alegría. (1 Pedro 4:12-13).

Romanos 12:12

A Dios podemos escucharlo en el evangelio cuando guardamos sus palabras de socorro para superar las pruebas difíciles.

Gozando os en la esperanza, perseverando en el sufrimiento, dedicados a la oración (Romanos 12:12).

Salmos 46: 1-3

El mandato del Señor reúne los mejores consejos para aprender de los obstáculos que muchas veces creemos que nos perjudican, pero que en realidad son lecciones de vida.

¡Cuán bienaventurado es el hombre que no anda en el consejo de los impíos, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la silla de los escarnecedores, sino que en la ley del Señor está su deleite, y en su ley medita de día y de noche! (Salmos 46:1-3).

1 Samuel 30:6

Aún cuando existan desavenencias con el prójimo, recuerda que es importante fortalecerte en Cristo. Así, cesarán las angustias.

Y David estaba muy angustiado porque la gente hablaba de apedrearlo, pues todo el pueblo estaba amargado, cada uno a causa de sus hijos y de sus hijas. Mas David se fortaleció en el Señor su Dios. (1 Samuel 30:6).

Jeremías 29:11

Dios tiene grandes planes para nuestro bienestar, donde sólo hay cabida para el amor y un futuro lleno de esperanza.

Porque yo sé los planes que tengo para vosotros –declara el Señor- “planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza”. (Jeremías 29:11).

Romanos 8:39

El amor de Cristo nos sostiene para brindarnos ánimo en las pruebas que las vida a veces nos traza para que renovar nuestra fe.

Porque estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni lo presente, ni lo por venir, ni los poderes ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 8:39).

Salmos 42:11

La alabanza y glorificación es para Dios, quien te guarda con sus palabras para fortalecerte con la paz y la oración.

¿Por qué te abates, alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios, pues he de alabarte otra vez. ¡Él es la salvación de mi ser y mi Dios! (Salmos 42:11).

1 Corintios 13:12

La fe, la esperanza y el amor son las tres virtudes que el Señor nos obsequia para levantarnos cuando el desanimo pretenda ganarnos la batalla.

Porque ahora vemos por un espejo, veladamente, pero entonces veremos cara a cara; ahora conozco en parte, pero entonces conoceré plenamente, como he sido conocido. Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres, pero el mayor de ellos es el amor. (1 Corintios 13:12).

2 Corintios 4:16-18

El coraje de nuestro corazón nos ofrece la fuerza gracias a la misericordia de Dios, para transitar por las turbulencias.

Por tanto no desfallecemos, antes bien, aunque nuestro hombre exterior va decayendo, sin embargo nuestro hombre interior se renueva de día en día. (2 Corintios 4:16-18).

Efesios 3:17-19

La plenitud de Dios llena tu corazón para levantarte con su fortaleza y coraje para que superes las adversidades y pruebas de la vida.

De manera que Cristo more por la fe en vuestros corazones, y que arraigados y cimentados en amor seáis capaces de comprender con todos los santos cuál es la anchura, la longitud, la altura y la profundidad, y de conocer el amor de Cristo que sobrepasa el conocimiento, para que seáis llenos hasta la medida de toda la plenitud de Dios. (Efesios 3:17-19).

Éxodo 4:12-13

Las palabras alimentan nuestro espíritu y engrandecen nuestras almas. Recuerda que los caminos de Dios te están guiando y mantente atento a sus mensajes.

Ahora pues, ve, y yo estaré con tu boca, y te enseñaré lo que has de hablar. Pero él dijo: te ruego, Señor, envía ahora el mensaje por medio de quien tú quieras. (Éxodo 4:12-13).

Marcos 9:23

La fe logra lo que parece imposible. Dios es grande y escucha con atención las suplicas de tu corazón cuando necesites ánimo y fortaleza.

Jesús le dijo: ¿Cómo si tú puedes? Todas las cosas son posibles para el que cree. (Marcos 9:23).

Salmos 73:26

Aún cuando sientas que la prueba que estás viviendo debilita tu cuerpo, tu corazón y espíritu saldrán fortalecidos.

Mi carne y mi corazón pueden desfallecer, pero Dios es la fortaleza de mi corazón y mi porción para siempre. (Salmos 73:26).

Isaías 26:3-4

Muchas veces sentimos desesperación en tiempos tristes, con la oración intenta mantenerte en santa paz con Cristo.

Al de firme propósito guardarás en perfecta paz, porque en ti confía. (Isaías 26:3-4).

Lamentaciones 3:22

La misericordia de Dios esté con tu espíritu para que colmen tu vida y la de los tuyos con abundancia de bendiciones por varias generaciones.

Que las misericordias del Señor jamás terminan, pues nunca fallan sus bondades. (Lamentaciones 3:22).

Las pruebas del Señor son aprendizaje para fortalecer nuestro amor, fe y esperanza en Cristo, su iglesia y el prójimo. Los versículos de ánimo en las pruebas nos orientan para encontrar la bendición de Jesús.