20 Versículos Bíblicos de Bautismo

Última Actualización: 10/09/2021

A continuación dejamos para ti las mejores citas bíblicas, si has estado buscando la mejor ruta para hallar la calma y sosiego celestial este es en definitiva el mejor camino para ti y quienes te rodean.

Léelos, analízalos y disfruta de las enseñanzas que cada uno de estos dejan para sus siervos, ávidos de la palabra del Señor.

Versículos de bautismo

Estas palabras tienen la característica idónea de limpieza espiritual, esto significa que podemos entregarnos al padre celestial seguros de que no solo nos escuchara, también permitirán la absolución de nuestros pecados.

Siempre y cuando el arrepentimiento sea genuino y tu corazón se encuentre dispuesto para llevar a cabo sus enseñanzas.

Éxodo 1:11

Con este versículo te aproximarás a la gloria del altísimo y sobre todo a su palabra que te inspirara confianza.

De modo que los egipcios hicieron de los israelitas sus esclavos. Designaron a esclavistas brutales sobre ellos, con la esperanza de desgastarlos con un trabajo aplastante. Los obligaron a construir las ciudades de Pitón y Ramsés como centros de suministro para el rey. (Ex. 1:11)

Éxodo 1:14

El comienzo de la creación es apenas el inicio del milagro de la vida eterna, nosotros somos parte de ese mismo universo.

Les amargaron la vida, obligándolos a mezclar argamasa, hacer ladrillos y hacer todo el trabajo en los campos. Fueron despiadados en todas sus demandas. (Ex. 1:14)

Éxodo 1:18

El señor se encuentra desde los más pequeños detalles hasta los milagros más grandes y memorables.

De modo que el rey de Egipto llamó a las parteras. «¿Por qué has hecho esto?» el demando. «¿Por qué has permitido que los niños vivan?» (Ex. 1:18)

Éxodo 20: 9

Respeta siempre el día de descanso, dedícaselo al Señor, para darle gracias por toda tu semana y ofrecerle los días venideros.

Tienes seis días a la semana para tu trabajo ordinario. (Ex. 20:9)

Éxodo 20:21

Aun en los tiempos de oscuridad que te puedan estar aquejando y llenando de dudas tus días, estas líneas te permitirán encontrar la calma.

Mientras el pueblo se encontraba en la distancia, Moisés se acercó a la nube oscura donde estaba Dios. (Ex. 20:21)

Números 1:20

Confía plenamente en cada dictamen celestial, pues allí se halla la ruta de la paz, y sobre todo de la resolución de tus inquietudes.

Este es el número de hombres de veinte años o más que pudieron ir a la guerra, ya que sus nombres estaban incluidos en los registros de sus clanes y familias: Número de tribu Rubén (el hijo mayor de Jacob) 46.500 (Nm. 1:20)

Números 1:10

Cada ascendencia nos lleva a descubrir la historia del señor y de sus siervos quienes no perdieron la fe.

Efraín hijo de José Elisama hijo de Amiud Manasés hijo de José Gamaliel hijo de Pedasur (Nm. 1:10)

Números 2: 7

Mantente siempre atento a la palabra del Señor y purifica siempre tu alma, ora con frecuencia, expón tus problemas y él te escuchará.

Zabulón Eliab hijo de Helón 57,400 (Nm. 2:7)

Números 2:14

Los líderes desde un inicio eran la representación de quienes guiarían a cada tribu, de ellos dependería hallar el equilibrio entre la armonía y la satisfacción del pueblo.

La tribu de Gad será la siguiente. El líder del pueblo de Gad es Eliasaph, hijo de Deuel. (Nm. 2:14)

Números 2:31

Este versículo nos vislumbra parte de la grandeza del señor y de su poderío para con aquellos que deben de ser castigados y salvados.

Así que el total de todas las tropas del lado de Dan del campamento es 157.600. Estas tres tribus serán las últimas, marchando bajo sus estandartes cada vez que viajen los israelitas”. (Nm. 2:31)

Salmo 1:3

La fe debe de ser como una flor que se debe tener en constante cuidado, regarla, atenderla y siempre llenarla de atención.

Son como árboles plantados a lo largo de la orilla del río, que dan fruto cada temporada. Sus hojas nunca se marchitan y prosperan en todo lo que hacen. (Sl. 1:3)

Salmo 1: 5

Cierra tus ojos y lee el siguiente versículo, añádelo a tus oraciones y podrás notar el cambio en tu vida.

Serán condenados en el momento del juicio. Los pecadores no tendrán lugar entre los piadosos. (Sl. 1:5)

Salmo 2: 4

La transformación del alma solo se logra si se tiene al Señor consigo, una vez estés bajo su bendición el mal nunca podrá llegar a ti.

Pero el que gobierna en el cielo se ríe. El Señor se burla de ellos. (Sl. 2:4)

Salmo 2: 7

Cree plenamente en cada una de estas líneas, en ellas se guardan el camino ideal hacia la salvación.

El rey proclama el decreto del SEÑOR:» El SEÑOR me dijo: ‘Tú eres mi hijo. Hoy he llegado a ser vuestro Padre. (Sl. 2:7)

Salmo 2:11

En la gloria del Señor no hay mal que pueda acarrear, no hay sentimiento negativo que pueda hacerte daño, cree en ello.

Servid al SEÑOR con temor reverente y regocijaos con temblor. (Sl. 2:11)

Proverbios 1: 9

La humildad debe de representar parte de tu vida y de cada uno de tus actos, permite que sea está el núcleo de cada una de tus decisiones.

Lo que aprenda de ellos lo coronará con gracia y será una cadena de honor alrededor de su cuello. (Pr. 1:9)

Proverbios 1:16

Las malas acciones tarde o temprano son castigadas, por ende es imprescindible que te arrepientas de corazón de cada una de las mismas, que te enfoques en crear un cambio para evitarlas.

Se apresuran a cometer malas acciones. Se apresuran a cometer un asesinato. (Pr. 1:16)

Proverbios 1:20

Limpiar el cuerpo no sólo basta también es imperioso purificar nuestro corazón, nuestras almas con cada acto que se lleva a cabo.

La sabiduría grita en las calles. Grita en la plaza pública (Pr. 1:20)

Deuteronomio 1: 5

Moisés es la representación de guía y constancia para la fe de muchos siervos, quienes se afianzaron en su palabra y en el camino que él les delimita gracias a las palabras del Señor.

Mientras los israelitas estaban en la tierra de Moab al este del río Jordán, Moisés explicó cuidadosamente las instrucciones del SEÑOR de la siguiente manera. (Dt. 1:5)

Deuteronomio 2: 9

Las advertencias del Señor, no son sólo prohibiciones, deben de verse como acciones que se deben de evitar para no caer en la furia del padre.

El SEÑOR nos advirtió: ‘No molestes a los moabitas, los descendientes de Lot, ni comiences una guerra con ellos. Les he dado Ar como propiedad de ellos, y no te daré nada de su tierra.’” (Dt. 2:9)

Cada uno de estos versos te ayudarán a tener mejores herramientas para una reflexión adecuada, que te permita conseguir soluciones para cada una de tus dificultades, ten la seguridad de los mismos serán resueltos.

Sin importar lo difícil que pueda parecer, el Señor en medio de su grandeza te concede socorro con estas líneas bíblicas.