20 Versículos Bíblicos de Familia

Última Actualización: 06/05/2021

Medita a través de este compendio de versículos acerca de la constitución de tu hogar, de cada uno de los parámetros con los cuales cada día la sustentas y unificas.

La misericordia del Señor está más cerca de lo que te imaginas, solo tienes que tener seguridad y orar en su llamado.

Versículos cortos para la familia

A continuación cada uno de estas palabras bíblicas, tendrás el contenido idóneo para llevarte por el camino que tanto has deseado, deja tu corazón dispuesto ante el conocimiento y la reflexión.

Levítico 10:19

Este versículo se complementará para aquellos días donde la duda acerca de tu propio comportamiento te martirice, aquí tendrás calma y sosiego familiar.

Aarón le dijo a Moisés:  «Hoy han ofrecido su ofrenda por el pecado y su holocausto delante del Señor, ¡y me han sucedido estas cosas! Si hubiera comido la ofrenda por el pecado hoy, ¿habría sido aceptada ante los ojos del Señor?» (Lv. 10:19)

Génesis 25: 4

Este versículo nos da un abrebocas de cómo se van expandiendo los hijos de Madián a través el tiempo.

Los hijos de Madián fueron Efa, Efer, Hanoc, Abida y Elda. Todos estos fueron los hijos de Keturah. (Gn. 25:4)

Éxodo 23:15

Guarda en respeto cada uno de los días de más santidad en los tiempos de pascua, purifica tu cuerpo y espíritu.

Guardarás la fiesta de los panes sin levadura. Durante siete días comerás panes sin levadura, como te he mandado, en el tiempo señalado del mes de Aviv, porque en él saliste de Egipto. Nadie se presentará ante Mí con las manos vacías. (Ex. 23:15)

Deuteronomio 16: 1

El inicio de la pascua nos marca el mes que más debemos de guardar y celebrar a las bienaventuranzas del Señor.

Guardad el mes de Aviv [ a ] y celebrad la Pascua para el SEÑOR tu Dios, porque en el mes de Aviv el SEÑOR tu Dios te sacó de Egipto de noche. (Dt. 16:1)

1 Samuel 10:10

El espíritu del Señor se halla mucho más cerca de lo que podrías imaginar, ten la plena seguridad de que te está escuchando.

Cuando llegaron a la colina, un grupo de profetas le salió al encuentro. Y el Espíritu de Dios vino sobre él y profetizó entre ellos. (1 Sam. 10:10)

1 Samuel 10:14

La historia de Samuel te enseñara que aun en los tiempos de oscuridad, siempre se encuentra una luz en tu caminar.

Y el tío de Saúl les dijo a él y a su criado: «¿Adónde habéis ido?» Y él dijo: “Para buscar los burros. Y cuando vimos que eran la nada alrededor, fuimos a Samuel “. (1. Sam. 10:14)

Deuteronomio 8: 2

Las pruebas del Señor pueden parecer difíciles pero la recompensa de su gloria eterna siempre te esperara si tienes tu corazón dispuesto.

Debes recordar que el Señor tu Dios te condujo por todo el camino estos cuarenta años en el desierto, para humillarte y probarte, para saber lo que había en tu corazón, si guardarías o no sus mandamientos. (Dt. 8:2)

Deuteronomio 8:16

Las pruebas de la vida y su dificultad se pueden transformar en formas de ser más fuerte y salir adelante.

Que te sustentó en el desierto con maná, que tus padres no conocían, para humillarte y probarte, y finalmente hacerte bien. (Dt. 8:16)

Deuteronomio 30: 1-3

Los versículos contienen las herramientas y palabras que pueden servir como un bálsamo para el alma.

Cuando te sucedan todas estas cosas, la bendición y la maldición que he puesto delante de ti, y las recuerdes entre todas las naciones adonde te ha arrojado el Señor tu Dios, 2 entonces tendrás que volver al Señor tu Dios. Y obedece su voz conforme a todo lo que te mando hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu alma. 3 Entonces el SEÑOR tu Dios volcará tu cautiverio y tendrá compasión de ti, y volverá y te reunirá de todas las naciones donde el SEÑOR tu Dios te ha esparcido. (Dt. 30:1-3)

Deuteronomio 31:17

La blasfemia puede llegar a constituir uno de los pecados más graves, la falta hacia el Señor y ser acaecido de su furia es la consecuencia de este comportamiento.

17 Entonces mi ira arderá contra ellos en ese día, y los abandonaré, y esconderé mi rostro de ellos, y serán devorados, y muchos desastres y angustias les sobrevendrá, de modo que dirán en ese día, ‘¿No nos han sobrevenido estos desastres porque nuestro Dios no está entre nosotros?’ (Dt. 31:17)

Jueces 2:21

Las diferentes expulsiones de las naciones era un mecanismo empleado para limpiar cada comunidad del pecado.

Ya no expulsaré de delante de ellos a ninguna de las naciones que Josué dejó cuando murió. (Jue. 2:21)

Jueces 2:22

Una de las historias más recordadas es la travesía de pueblo de Israel, quienes se unieron como una gran familia para unificar su fe y salir de la esclavitud.

Para que a través de ellos pueda probar a Israel y ver si guardarán o no los caminos del Señor, y andarán en ellos como lo hicieron sus padres”. (Jue. 2:22)

1 Reyes 8: 33-34

El perdón debe ser siempre auténtico, pero también el arrepentimiento, si esta genuinidad no podremos estar al alcance celestial.

“Cuando tu pueblo Israel sea derrotado por sus enemigos, porque han pecado contra ti, y se vuelvan a ti e invoquen tu nombre y oren y te supliquen en esta casa, 34 entonces tú oirás desde el cielo y perdonarás el pecado de tu pueblo Israel y hazlo volver a la tierra que diste a sus padres. (1 Re.8: 33-34)

Mateo 9: 9

Una de las experiencias que llenan tu alma de tranquilidad es el de ir siempre en la dirección que el Señor te ha indicado.

Al pasar Jesús de allí, vio a un hombre llamado Mateo sentado en la estación del recaudador de impuestos. Y le dijo: «Sígueme». Y él se levantó y lo siguió. (Mt. 9:9)

Mateo 10: 3

Las ramas de cada una de las familias antiguas son las bases con las cuales hoy día la humanidad sigue existiendo.

Felipe y Bartolomé; Thomas y Matthew, el recaudador de impuestos; Jacobo, hijo de Alfeo; y Lebbaeus, cuyo apellido era Thaddaeus. (Mt. 10:3)

San Marcos 2:14

El camino del Señor puede parecer en ocasiones difícil, pero si te has entregado a él solo tienes que seguirlo con seguridad y fe.

Al pasar, vio a Leví, hijo de Alfeo, sentado en el puesto del recaudador de impuestos, y le dijo: «Sígueme». Y él se levantó y lo siguió. (Mc. 2:14)

Lucas 1: 1-4

Abre enteramente tu corazón ante la gracia celestial, y a través de este versículo descubre más acerca de todo lo que puede significar las diversas travesías por las que atravesaron los profetas.

1 Mientras que muchos se han comprometido a escribir un relato de las cosas que más seguramente se creen entre nosotros, 2 tal como nos las transmitieron los que desde el principio fueron testigos oculares y ministros de la palabra, 3 también me pareció bien habiendo investigado todas las cosas con precisión desde el principio, para escribirte un relato ordenado, excelentísimo Teófilo, 4 para que conozcas la certeza de las cosas que se te han dicho. (Lc. 1:1-4)

Mateo 12: 3

Si la ve se mantiene siempre activa, se podrán llevar a cabo diferentes milagros, bajo la gracia que solo el señor podría dar.

Él respondió: «¿No habéis leído lo que hizo David cuando él y sus compañeros tenían hambre? (Mt. 12:3)

Ezequiel 1: 1

Vemos en las palabras de Ezequiel como se presentan las visiones del Señor, quien desea transmitirle su voluntad y guía.

El 31 de julio de mi trigésimo año, mientras estaba con los exiliados de Judea junto al río Kebar en Babilonia, los cielos se abrieron y tuve visiones de Dios. (Ez. 1:1)

1 Samuel 1: 1

Parte de la historia bíblica se puede conocer de una manera mucho más puntual estudiando la estirpe de cada uno de sus profetas.

Había un hombre llamado Elcana que vivía en Ramá, en la región de Zuf, en la región montañosa de Efraín. Era hijo de Jeroham, hijo de Eliú, hijo de Tohu, hijo de Zuf, de Efraín. (1 Sam. 1:1)

Los instrumentos que te concederán meditar acerca de cada aspecto de tu día a día, de cómo lo compartes y disfrutas con tu familia, cada uno de estos aspectos dependen de ti.