20 Versículos Bíblicos de Fortaleza

Última Actualización: 16/05/2022

Disfruta de la lectura y reflexión de cada uno de estos versículos bíblicos que te llenen de fortaleza y permitan sentir tu corazón en sintonía con la calidez que solo podrías hallar en las palabras del Señor.

Este compendio tiene las características idóneas para adecuarse a cualquier situación de tu vivencia, sin importar que tan difícil puede ser la misma.

Citas de la Biblia para la Fortaleza

La fortaleza es la representación de no caer en la desesperación en los momentos de angustia, de tener herramientas que nos sean de utilidad para aferrarnos a la esperanza.

Estos textos traen consigo palabras que te harán reflexionar acerca de tu propio día a día.

Éxodo 6:13

Entre las grandes travesías vividas por los siervos del Señor se halla la salida de los israelitas de Egipto.

Y el SEÑOR habló a Moisés y a Aarón, y les dio orden para los hijos de Israel y para Faraón, rey de Egipto, de sacar a los hijos de Israel de la tierra de Egipto. (Ex. 6:13)

Éxodo 6:26

En la misma temática de fortaleza y fuerza espiritual este versículo nos lleva a comprender todo lo que vivió el pueblo del Señor, y con solo la fe podría triunfar.

Fueron Aarón y Moisés a quienes el Señor les dijo: «Sacad a los hijos de Israel de la tierra de Egipto según sus ejércitos». (Ex. 6:26)

1 Crónicas 18:12

Las guerras no solo físicas, también espirituales son el proceso más difícil por el cual se pueda atravesar.

También Abisai hijo de Sarvia mató a dieciocho mil hombres de Edom en el valle de la Sal. (1°Cr. 18:12)

1 Crónicas 26:27

Nunca olvides dar gracias al Señor por toda su ayuda, por encontrarse protegiendo y guiando tu camino.

Algunos de los despojos ganados en batallas que dedicaron al mantenimiento de la casa del Señor. (1°Cr. 26:27)

1 Crónicas 26:28

Estas frases nos enseña la importancia de dejar al cuidado de allegados de confianza aquellas pertenencias que nos sea de valor.

También todo lo que Samuel el vidente y Saúl hijo de Cis y Abner hijo de Ner y Joab hijo de Sarvia habían dedicado, todos los dones dedicados estaban al cuidado de Selomit y sus hermanos. (1°Cr. 26:28)

Mateo 5:40

No temas ante las acusaciones sin fundamento, aférrate a tu verdad y a la palabra del Señor.

Y si alguien te demanda en un tribunal y te quita la túnica, déjale también la capa. (Mt. 5:40)

Hechos 4: 6

La reunión familiar debe de ser el núcleo donde puedas encontrar la paz y tranquilidad en circunstancias difíciles que puedas estar atravesando.

Se reunieron en Jerusalén con el sumo sacerdote Anás, Caifás, Juan y Alejandro, y todos los miembros de la familia del sumo sacerdote. (He. 4:6)

Hechos 5: 2

No importa la pequeña o gran cantidad que tengas, dispón una parte para las obras del Señor, realiza este acto de corazón.

Un hombre llamado Ananías, con su esposa Safira, vendió una propiedad. 2 Con el conocimiento de su esposa, guardó parte del producto, y trajo una parte y la puso a los pies de los apóstoles. (He. 5:2)

Hechos 5: 3

El mal siempre se hallará cerca, representado en diferentes formas, pero debes ser tú con tu corazón dispuesto quien tenga la suficiente fortaleza para repelerlo.

Entonces Pedro dijo: “Ananías, ¿por qué Satanás ha llenado tu corazón para engañar al Espíritu Santo y retener parte de las ganancias de la tierra?» (He. 5:3)

Hechos 5:4

La mayor fortaleza se encuentra en la sinceridad de un corazón transparente, evita mentirle al Señor.

Mientras no se vendió, ¿no era tuyo? Y cuando se vendió, ¿no estaba bajo su autoridad? ¿Por qué has concebido este hecho en tu corazón? No mentiste a los hombres, sino a Dios” (He. 5:4)

Hechos 5:5

La misericordia del Señor se ve representada bajo diferentes aspectos, cada uno de ellos surgiera dependiendo de lo que necesite y anhele tu corazón.

Al oír estas palabras, Ananías se cayó y murió. Y vino un gran temor sobre todos los que oyeron estas cosas. 6 Los jóvenes se levantaron, lo envolvieron, se lo llevaron y lo sepultaron. (He. 5:5)

1 Samuel 14:47

Si tienes a tu lado el respaldo divino, representado en todos sus milagros y misericordia no importará tu adversario, el triunfo estará contigo.

Entonces Saúl tomó el reino de Israel y peleó contra todos sus enemigos por todas partes: contra Moab, contra los amonitas, contra Edom, contra los reyes de Soba y contra los filisteos. Cualquiera que sea lugar que se entregó, derrotó a ellas. (1° Sam. 14:47)

1 Samuel 15: 1-3

Samuel es recordado por ser uno de los elegidos del Señor, quien lo revistió de toda su grandeza y misericordia convirtiéndolo en uno de los máximos y recordados gobernantes.

Samuel le dijo a Saúl: «El Señor me envió a ungirte para que seas rey sobre su pueblo, sobre Israel. Ahora, pues, escuchen la voz de las palabras del Señor. 2 Así dice el SEÑOR de los ejércitos: Recuerdo lo que hizo Amalec con Israel, cómo lo acechó en el camino cuando subió de Egipto. 3 Ahora ve y golpea a Amalec, y destruye por completo todo lo que tiene, y no tengas compasión de ellos, sino que mata a hombre y mujer, niño y niño, buey y oveja, camello y asno. (1° Sam. 15:1-3)

Génesis 10:15

La descendencia descrita en estas líneas del versículo nos habla de Canaán la cual todavía hoy se sigue recordando.

Canaán fue el padre de Sidón su primogénito y Het. (Gn. 10:15)

1 Crónicas 2

Las descendencias marcan el futuro de todo un pueblo, se identifican como pilares fundamentales del pueblo del Señor.

Estos son los hijos de Israel: Rubén, Simeón, Leví, Judá, Isacar, Zabulón, 2 Dan, José, Benjamín, Neftalí, Gad y Aser. (1° Cr. 2)

1 Timoteo 5: 6

Los placeres de la vida, no pueden ser el eje central de tu vivencia, si permites que solo esto sea aquello que represente tu camino, hallarás la muerte no solo física, también espiritual.

Pero la que vive en los placeres, mientras vive está muerta. (1. Tim. 5:6)

San Marcos 13: 3

La comunicación se transforma en la base fundamental para estar en contacto con el Señor, para recibir su gracia e infinita misericordia.

Mientras estaba sentado en el monte de los Olivos frente al templo, Pedro, Santiago, Juan y Andrés le preguntaron en privado. (Mc. 13:3)

San Marcos 13: 4

La paciencia debe de ser una virtud que rija tu camino, que te permita aguardar el tiempo indicado para ser parte de la gloria del Señor.

«Dinos, ¿cuándo sucederán estas cosas, y cuál será la señal cuando todas estas cosas se cumplan?» (Mc. 13:4)

Mateo 8:31

La fuerza del Señor es renovadora, justa y certera, evita que tu corazón se llene de maldad o pueda ser confundido.

Entonces los demonios le rogaron, diciendo: Si nos echas fuera, permítenos irnos a la piara de cerdos. (Mt. 8:31)

Eclesiastés 3:21

El espíritu es la esencia que debes alimentar de misericordia, fe, justicia y equidad, para que aun en las adversidades este sea tu mayor punto de apoyo.

¿Quién sabe si el espíritu del hombre sube y el espíritu de los animales desciende a la tierra? (Qo. 3:31)

Si tienes contigo la gloria del Señor y la seguridad de recibir su mano amiga sin importar la situación, tu vida será renovada de todas las maravillas celestiales que él te podría brindar.

Añade cada uno de estos versículos a tus oraciones diarias y serás testigo de todo lo que se puede alcanzar yendo en la dirección correcta.