20 Versículos Bíblicos de Gracia

Este compendio de versículos cortos te acercará a poder comprender acerca de la historia del Señor, incluso a hallar la calma para tu corazón, para que puedas entender la extensión de su infinito amor.

Ten el corazón y la voluntad dispuesta, pues estas representan dos ingredientes fundamentales para cada oración.

Versículos para dar las gracias

Los versículos de gracia nos llevan a diferentes caminos que conectan con el Señor, léelos e inclúyelos en tus oraciones para tener contigo una parte de la grandeza celestial.

Éxodo 6:13

En esta oportunidad, Éxodos nos relata la conversación que tuvo el Señor tanto con Moisés como con Aarón.

El Señor les habló a Moisés y a Aarón acerca de los israelitas y del faraón rey de Egipto, y les ordenó que sacaran a los israelitas de Egipto. (Ex. 6:13)

Éxodo 6:26

Uno de los acontecimientos más importantes en la historia siempre será la expulsión de los israelitas de Egipto guiados por Moisés.

Fueron este Aarón y Moisés a quienes el Señor les dijo: «Sacad a los israelitas de Egipto por sus divisiones» (Ex. 6:26)

Josué 24: 5

Después de que se hicieran presentes las conocidas plagas de Egipto, el pueblo de Israel fue finalmente liberado.

“Entonces envié a Moisés y Aarón, y afligí a los egipcios con lo que hice allí, y los saqué». (Jos. 24:5)

Samuel 12: 8

El establecimiento del pueblo del Señor en un nuevo territorio, guiados en todo momento por el espíritu celestial.

“Después de que Jacob entró en Egipto, clamaron al Señor pidiendo ayuda, y el Señor envió a Moisés y Aarón, quienes sacaron a tus antepasados ​​de Egipto y los establecieron en este lugar. (Sam. 12:8)

Samuel 77:20

En este versículo vemos la importancia de confiar en el Señor, de tomar su mano amiga y permitir que él nos guíe en su plenitud.

Condujiste a tu pueblo como a un rebaño por mano de Moisés y Aarón. (Sam. 77:20)

Números 20:27

Las palabras del Señor siempre han sido la mejor herramienta de comunicación y de amor incondicional.

Moisés hizo como el Señor le ordenó: Subieron al monte Hor a la vista de toda la comunidad. (Nm. 20:27)

Números 20:28

Una vez murió Aarón, parte de su funeral fue pasar sus vestiduras a su hijo Eleazar, en muestra de que ahora él ocuparía el puesto de su padre.

Moisés quitó las vestiduras de Aarón y se las puso a su hijo Eleazar. Y Aarón murió allí en la cima de la montaña. Entonces Moisés y Eleazar descendieron del monte. (Nm. 20:28)

Deuteronomio 32:50

La muerte es apenas un proceso en el cual por fin llegamos a la gloria del señor y nos reencontramos con nuestros seres amados.

Allí, en la montaña que has subido, morirás y serás reunido con tu pueblo, así como tu hermano Aarón murió en el monte Hor y fue reunido con su pueblo. (Dt. 23:50)

2 Samuel 15: 1-4

La justicia debe de ser equitativa, no puede dividirse ni inclinarse solo en una dirección, es aquí cuando ser justos es total y completamente imprescindible.

Se levantaba temprano y se paraba junto al camino que conducía a la puerta de la ciudad. Siempre que alguien venía con una queja para ser presentada ante el rey para que tomara una decisión, Absalón le decía: «¿De qué ciudad eres?». Él respondía: «Tu siervo es de una de las tribus de Israel». 3 Entonces Absalón le decía: «Mira, tus afirmaciones son válidas y apropiadas, pero no hay ningún representante del rey que te escuche». 4 Y Absalón añadiría: “¡Si tan sólo yo fuera nombrado juez en la tierra! Entonces todos los que tengan una denuncia o un caso pueden venir a verme y me ocuparé de que reciban justicia”. (Sam. 15:1-4)

2 Samuel 15:13

Mantén tu corazón siempre dispuesto al Señor, este versículo hace hincapié en la importancia que estas palabras representan.

Llegó un mensajero y le dijo a David: «El corazón del pueblo de Israel está con Absalón». (1Sam 15-13)

Deuteronomio 31:21

Cierra tus ojos en los días de más angustia, eleva tus oraciones hacia el Señor, permite que el llene tu corazón de renovada energía y de fe plena allí se halla la clave de la verdadera felicidad.

Y cuando les sobrevengan muchos desastres y calamidades, este cántico testificará contra ellos, porque no será olvidado por sus descendientes. Sé lo que están dispuestos a hacer, incluso antes de que los lleve a la tierra que les prometí bajo juramento. (Dt. 31:21)

Deuteronomio 20: 4

Sin importar las circunstancias difíciles, en cada lucha el Señor se mantendrá en todo momento a tu lado.

Porque el SEÑOR tu Dios es el que va contigo para luchar por ti contra tus enemigos y darte la victoria. (Dt. 20:4)

Génesis 26:23

Génesis nos relata uno de los capítulos del camino que se presentó para muchos profetas del señor, como lo fue Isaac.

Desde allí, Isaac se mudó a Beersheba. (Gn. 26:23)

Génesis 20: 4

El temor hacia el Señor, nos recuerda su poderío y como es importante seguir cada uno de sus dictámenes y camino.

Ahora que Abimelec no se había acercado a ella, dijo: «Señor, ¿destruirás a una nación inocente? (Gn. 20:4)

Génesis 11:30

Una de las historias más memorables de la gracia del Señor fue su amor incondicional hacia cada uno de sus profetas y de sus esposas.

Pero Sarai no pudo quedar embarazada y no tuvo hijos. (Gn. 11:30)

Josué 11:19

En los días de batalla muchas naciones se rehusaban a crear alianzas que pueden ser vinculantes al pueblo de Israel.

Excepto por los heveos que vivían en Gabaón, ninguna ciudad hizo un tratado de paz con los israelitas, quienes los tomaron a todos en batalla. (Jos. 11:19)

Mateo 27:11

Jesús, la representación del hijo yendo hacia el camino que su destino ya había determinado, salvar al mundo en nombre del Señor.

Ahora Jesús estaba de pie ante Pilato, el gobernador romano. «¿Eres el rey de los judíos?» le preguntó el gobernador. Jesús respondió: «Tú lo has dicho». (Mt. 27:11)

Números 20:25

Los decretos del Señor, ayudaron a que muchos de sus siervos encontraran un camino mucho más sencillo para cada una de sus dificultades.

Ahora lleva a Aarón ya su hijo Eleazar al monte Hor. (Nm. 20:25)

Mateo 21:18

Este versículo caracteriza a Jesús no solo como el hijo del Señor, sino también como humano, con sentimientos y necesidades.

Por la mañana, cuando Jesús regresaba a Jerusalén, tuvo hambre. (Mt. 21:18)

Deuteronomio 1: 1

El pueblo de Israel fue sometido a diferentes circunstancias y vicisitudes para alcanzar la plenitud de estar en su tierra prometida.

Estas son las palabras que Moisés habló a todo el pueblo de Israel mientras estaban en el desierto al este del río Jordán. Estaban acampados en el valle del Jordán cerca de Suph, entre Parán por un lado y Tofel, Labán, Hazerot y Di-zahab por el otro. (Dt. 1:1)

Cada uno de estos versículos te enseñarán la importancia que es el creer plenamente en el Señor, en cada una de sus enseñanzas, pero sobre todo en poder comprender que no importa la interrogante, él siempre será nuestra mejor respuesta.