20 Versículos Bíblicos de Matrimonio

Última Actualización: 06/05/2021

Si deseas hallar la plena paz en tu matrimonio, puedes emplear el instrumento de la oración el cual a través de estos versículos bíblicos te darán el aliento que tanto requieres, pero sobre todo las indicaciones precisas para que puedas resolver cada diferente dilema.

No importa la circunstancia que puedas estar viviendo, confía con el corazón y el alma, en el Señor, el cual te escuchará y hará partícipe de sus infinitas bendiciones.

Versículos para el matrimonio

Cada uno de estos versículos vienen envueltos de todos los sacramentos del Señor, permitiendo a sus devotos tenerlo más cerca y vivir la experiencia de lo que puede llegar a representar su gloria eterna.

Tanto para matrimonios en crisis, primerizos o para orar y mantener los pilares del sentimiento que los unió, para cada circunstancia hay un aliciente a tu alma.

Deuteronomio 31:21

En esta oportunidad Deuteronomio nos reseña la importancia de la fe en aquellos días donde todo es caos y tempestad.

Y cuando les sobrevengan muchos desastres y calamidades, este cántico testificará contra ellos, porque no será olvidado por sus descendientes. Sé lo que están dispuestos a hacer, incluso antes de que los lleve a la tierra que les prometí bajo juramento. (Dt. 31:21)

Deuteronomio 28:24

Si tomas el camino incorrecto debes de tener en cuenta que el temor al Señor, se hará presente, este versículo nos señala su grandeza y poderío.

El SEÑOR convertirá la lluvia de tu país en polvo y pólvora; descenderá de los cielos hasta que seas destruido. (Dt. 28:24)

Deuteronomio 16:17

Siempre en tu matrimonio da de acuerdo a lo que puedas y en la medida de las diferentes bendiciones que hayas recibido, pero este acto realízalo con el corazón dispuesto.

Todos deben dar lo que puedan, de acuerdo con las bendiciones que les ha dado el SEÑOR su Dios.

Deuteronomio 27:16

Si deshonras a tus padres, tu unión caerá bajo un estado de inquietud, porque has faltado a uno de los mandamientos más sagrados del señor.

Maldito el que deshonre a su padre o a su madre’. Y todo el pueblo responderá: «Amén». (Dt. 27:16)

Deuteronomio 20: 4

No titubees ante la adversidad pues el señor irá contigo, luchará tus batallas y te llenara de su renovadora protección.

Porque el SEÑOR tu Dios es el que va contigo para luchar por ti contra tus enemigos y darte la victoria. (Dt. 20:4)

Deuteronomio 2: 2

En este punto el versículo el Señor nos habla sobre la verdad de su amor y de como si te encuentras en conexión con el recibirás su auxilio y respuesta.

Entonces por fin el SEÑOR me dijo. (Dt. 2:2)

Deuteronomio 14:14

No importa el animal, no debes de anidar en tu corazón temor alguno, pues tienes contigo al Señor de gran poder y amor.

Cuervos de todo tipo (Dt. 14:14)

Deuteronomio 23:22

Si tienes dudas y prefieres abstenerte de realizar un paso determinado, no tienes por qué temer no hay pecado en ello, sigue el camino que traza tu corazón.

Sin embargo, no es pecado abstenerse de hacer un voto. (Dt. 23:22)

Deuteronomio 27:13

Este versículo nos lleva hacia la travesía que vivieron las tribus y cómo se enfrentaron en el monte Ebal.

Y las tribus de Rubén, Gad, Aser, Zabulón, Dan y Neftalí deben pararse en el monte Ebal para proclamar una maldición. (Dt. 27:13)

Deuteronomio 14:11

Mientras hayas realizado tus oraciones y ofrecido al Señor tus alimentos, puedes comer cualquier tipo de ave.

Puedes comer cualquier ave que esté ceremonialmente limpia. (Dt. 14:11)

Deuteronomio 3:15

Aquí Deuteronomio nos relata el traspaso de una de las tribus a los conocidos Makir.

Le di Gilead al clan de Makir. (Dt. 3:15)

Deuteronomio 30:14

La manera de comunicarse con el Señor es a través de la oración, de lectura de estos versículos, al alcance de tus labios.

No, la palabra está muy cerca de ti; está en tu boca y en tu corazón para que puedas obedecerlo. (Dt. 30:14)

Deuteronomio 2:17

Permite que el Señor se comunique contigo y te transmita su palabra.

Que el SEÑOR me habló, diciendo. (Dt. 2:17)

Deuteronomio 32: 1

Toma la fuerza necesaria, para proteger tu matrimonio para entregarlo al Señor y gozar de su infinita misericordia.

“¡Escuchen, cielos, y hablaré! ¡Oye, tierra, las palabras que digo! (Dt. 32:1)

Deuteronomio 5: 7

La fe en el señor debe de ser plena, por ende no deberás de tener otro dios que no sea él.

No debes tener ningún otro dios más que yo. (Dt. 5:7)

Deuteronomio 6: 5

Demuestra el amor que tienes por el Señor y exprésalo todos los días en tus oraciones y plegarias.

Ama al SEÑOR tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas. (Dt. 6:5)

Deuteronomio 7:23

Deja que el Señor se ocupe de tus enemigos, él té los entregará llenos de confusión y te ayudará a destruirlos.

Pero el SEÑOR tu Dios te los entregará. Los arrojará a una completa confusión hasta que sean destruidos. (Dt. 7:23)

Deuteronomio 9:27

Ignora los malos y negativos pensamientos de las personas a tu alrededor, por el contrario recuerda la devoción y la fe sin igual que presentaron los siervos al Señor en sus días más difíciles.

Por favor, pase por alto la terquedad y el terrible pecado de esta gente, y recuerde en cambio a sus siervos Abraham, Isaac y Jacob. (Dt. 9:27)

Deuteronomio 10:13

Sigue puntualmente los mandamientos del Señor, para que de esta manera cada una de tus plegarias sea escuchada y tu corazón se mantenga siempre puro.

Y siempre debes obedecer los mandamientos y decretos del SEÑOR que te doy hoy para tu propio bien. (Dt: 10:13)

Deuteronomio 18:17

El Señor corrobora tus palabras, cada uno de tus pensamientos y sobre todo la lectura de tus versículos, siempre que mantengas la devoción hacia él.

Entonces el SEÑOR me dijo: ‘Lo que han dicho es correcto’. (Dt. 18:17)

Cada uno de estos versículos se encuentra ajustado para las diferentes vivencias que puedas atravesar en tu matrimonio, por ello no dejes de lado creer fielmente en el Señor y en cómo está dispuesto a brindarte su socorro y mano amiga.

Llena tu alma de esa disposición y consigue en este compendio todo lo que necesitas para alimentar tu sed de oración.