20 Versículos Bíblicos de Misericordia

Última Actualización: 24/05/2021

La misericordia la podemos definir como la manifestación externa de la compasión. En la biblia siempre se demuestra como Dios tiene una gran misericordia hacia la humanidad, esta viene de la mano con el amor, pues si en tu corazón no se haya humildad y amor, es imposible que puedas tener misericordia con tu prójimo.

En momentos donde nos encontramos en una situación de desesperación y angustia y clamamos a Dios por su ayuda, Él nos tiende su mano para socorrernos por el gran amor y misericordia que lo caracteriza, por ello dicen que el amor del Señor con la humanidad se asemeja a la de un padre y sus hijos.

Versículos sobre misericordia

La biblia enseña que Dios es justo y recto, pero a su vez está lleno de paciencia y misericordia, pues en sus palabras bíblicas siempre hubo muchas situaciones donde se veía la misericordia del Señor con sus hijos y hasta el día de hoy Dios sigue estando ahí para quien lo necesite.

Efesios 2:4-5

El ser humano estaba condenado a muerte por culpa de la desobediencia de Adán y Eva, mas Dios en su infinito amor y misericordia creó un plan para quienes quisieran salvarse de esa condenación y también creó un lugar hermoso, sin dolor, ni sufrimiento, donde estos pudieran estar.

Pero Dios, cuya misericordia es abundante, por el gran amor con que nos amó, nos dio vida junto con Cristo, aun cuando estábamos muertos en nuestros pecados (la gracia de Dios los ha salvado). (Efesios 2:4-5)

Tito 3:5

Y Jesús nos salvó de sufrir por la eternidad, pero no lo hizo porque nosotros no lo merezcamos, sino porque nos ama y tuvo misericordia por eso quiso ayudarnos, por medio del poder de su Espíritu Santo nos salvó, nos limpió de todos nuestros pecados, y nos dio nueva vida, como si hubiéramos nacido de nuevo.

Nos salvó, y no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo. (Tito 3:5)

Lucas 1:72-75

A nuestro padre Abrahán Dios le hizo una promesa, de que nos libraría de las malas obras que planean nuestros enemigos contra nosotros, y así como forma de agradecimiento, pudiéramos servirle y adorarle en libertad y sin temor a mal alguno.

Mostró su misericordia a nuestros padres, y se acordó de su santo pacto, de su juramento a nuestro padre Abrahán: Prometió que nos concedería ser liberados de nuestros enemigos, para poder servirle sin temor, en santidad y en justicia todos nuestros días delante de él. (Lucas 1:72-75)

Romanos 15:9

El mandato para todo el ser humano es que adoren Dios, prediquen su palabra y sigan sus caminos, pues este es misericordioso con nosotros en todo momento.

 Y para que los que no son judíos glorifiquen a Dios por su misericordia, como está escrito: Por tanto, yo te confesaré entre las naciones, Y cantaré salmos a tu nombre. (Romanos 15:9)

Mateo 23:23

En tiempos antiguos estas personas estaban haciendo las cosas mal, se preocupaban por dar como ofrenda la décima parte de la menta, del anís y del comino que cosechaban en sus terrenos, pero no obedecían las enseñanzas más importantes de la ley la cual era ser justos con los demás, tratarlos con amor, y obedecer a Dios en todo.

¡Ay de ustedes, escribas y fariseos, hipócritas! Porque pagan el diezmo de la menta, del eneldo y del comino, y soslayan lo más importante de la ley, que es la justicia, la misericordia y la fe. Es necesario que hagan esto, pero sin dejar de hacer aquello. (Mateo 23:23)

Hebreos 4:16

Es necesario que nos acerquemos al Padre, que sigamos sus caminos, que busquemos de agradarle, pues cuando necesitemos de su socorro y de su misericordia, este pueda estar ahí para ayudarnos y darnos fuerzas.

Por tanto, acerquémonos confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para cuando necesitemos ayuda. (Hebreos 4:16)

Gálatas 6:16

Porque en Cristo Jesús no importa la circuncisión ni la incircuncisión, sino que seas una nueva criatura, mediante el arrepentimiento de los pecados y el reconocimiento de su sacrificio, para los que sigan esta regla, la paz y misericordia de Dios estará con ellos, en todo momento y a cualquier lugar donde vayan.

Y a todos los que anden conforme a esta regla, que la paz y la misericordia sean con ellos, y con el Israel de Dios. (Gálatas 6:16)

2 Timoteo 1:16-17

Esta persona pedía la compasión por la familia de Onesiforo, ya que este le tendió la mano, le dio animó muchas veces, y no se avergonzó de que él estuviera en la cárcel, sino al contrario, cuando estuvo en Roma, lo buscó por todas partes hasta que lo encontró.

Que el Señor tenga misericordia de la casa de Onesíforo, porque muchas veces me reanimó, y no se avergonzó de mis cadenas, sino que cuando estuvo en Roma, me buscó afanosamente y me halló. (2 Timoteo 1:16-17)

Mateo 9:13

Debemos entender que Jesús llama a los pecadores, a los que están perdidos, a estos él les ofrece su ayuda, su amor y su misericordia y nosotros debemos aprender a ayudar a estas personas, así como lo hacía Jesús.

Vayan y aprendan lo que significa “Misericordia quiero, y no sacrificio”. Porque no he venido a llamar a los justos al arrepentimiento, sino a los pecadores. (Mateo 9:13)

Santiago 2:13

Si queremos que nuestro padre celestial tenga misericordia con nosotros, también es justo y necesario, que nosotros le brindemos a nuestro prójimo compasión y amor, pues no podemos pedir algo que no damos.

Pues a los que no tienen compasión de otros, tampoco se les tendrá compasión cuando sean juzgados, porque la compasión prevalece sobre el juicio. (Santiago 2:13)

Éxodo 20:5-6

Dios en su palabra dice que no se arrodillen ante dioses paganos ni hagan cultos en su honor, pues el único Dios es él y es celoso, él castiga a los hijos, nietos y bisnietos de quienes lo odian, pero trata con bondad a todos los descendientes de los que lo aman y cumplen sus mandamientos.

No te inclinarás ante ellas, ni las honrarás, porque yo soy el Señor tu Dios, fuerte y celoso. Yo visito en los hijos la maldad de los padres que me aborrecen, hasta la tercera y cuarta generación, pero trato con misericordia infinita a los que me aman y cumplen mis mandamientos. (Éxodo 20:5-6)

Éxodo 33:19

Pero Dios dijo, yo le brindo misericordia a quien quiero dársela, así que voy a mostrarte todo mi esplendor y gloria, y voy a darte a conocer mi nombre, para que veas que soy un Dios vivo.

Y el Señor le respondió: Voy a hacer que todo mi bien pase delante de ti, y delante de ti voy a proclamar mi nombre, que es EL SEÑOR. Porque soy misericordioso con quien quiero ser misericordioso, y soy clemente con quien quiero ser clemente. (Éxodo 33:19)

Salmos 103:8

Dios es caracterizado por ser piadoso y misericordioso con sus hijos, él tiene paciencia y calma su ira, pues su amor y misericordia es mayor.

El Señor es misericordioso y clemente; es lento para la ira, y grande en misericordia. (Salmos 103:8)

Daniel 9:9

Nuestro Padre celestial es un Dios lleno de misericordia, que perdona y ama su creación, a pesar de que esta se porte mal y deshonren su nombre.

Pero tú, Señor y Dios nuestro, eres un Dios misericordioso, que sabe perdonar, a pesar de que nos hemos rebelado contra ti. (Daniel 9:9)

Mateo 5:7

Este versículo habla de que son afortunados los que practican la misericordia con otros, pues estos recibirán del Padre que está en los cielos lo mismo.

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos serán tratados con misericordia. (Mateo 5:7)

Marcos 1:41

Un hombre que tenía la piel enferma se acercó a Jesús, pidiendo su sanación y Jesús tuvo compasión del enfermo, extendió la mano, lo tocó y le dijo unas palabras y aquel hombre quedó completamente sano.

Jesús tuvo compasión de él, así que extendió la mano, lo tocó y le dijo: Quiero. Ya has quedado limpio. (Marcos 1:41)

Deuteronomio 4:31

Cada promesa y cada pacto que hizo Dios con tus ancestros él no los va a romper, pues su misericordia y su justicia son tan grandes que prevalecen por los siglos de los siglos.

Él no te abandonará ni te destruirá, ni se olvidará del pacto que hizo con tus padres, porque el Señor tu Dios es un Dios misericordioso. (Deuteronomio 4:31)

Lucas 6:36

Tal y como la  biblia enseña, debemos seguir el ejemplo de Dios, y si este es misericordioso con su creación, nosotros también debemos tener compasión con nuestro prójimo.

Por lo tanto, sean compasivos, como también su Padre es compasivo. (Lucas 6:36)

Salmos 32:10

Este versículo enseña que las personas que anden en pecado les espera mucho sufrimiento, más a los que creen en Dios, estos recibirán su misericordia y no los dejará solo.

Al malvado le esperan muchas aflicciones, pero la misericordia del Señor acompaña a todos los que confían en él. (Salmos 32:10)

Oseas 6:6

Lo que quiere Dios no es que le llevemos ofrendas, sino lo que quiere el realmente es que nos amemos unos a los otros dando misericordia, que tengamos conocimientos de su palabra y que sea reconocido como el único Dios vivo.

Lo que yo quiero es misericordia, y no sacrificio; ¡conocimiento de Dios, más que holocaustos! (Oseas 6:6)

No podemos pedir la compasión, ni el perdón de Dios, si nosotros no se la damos a nuestro prójimo cuando no las piden, pues Dios en su santa escritura enseña que debemos copiar sus actitudes y él es justo, pues no te dará algo que tú no darías.