20 Versículos Bíblicos de Oración

Última Actualización: 06/07/2021

La oración significa hablar con Dios, contarle nuestros problemas, como nos sentidos, pedirle un milagro, hablar para que él nos dirija con sabiduría al momento de tomar una decisión o de estar en una situación complicada, significa tener comunicación con nuestro Padre celestial.

La mayoría de las personas oran antes de dormir, para darle gracias a Dios por su día y para que cuide sus sueños y al despertar le agradecen por un despertar nuevo y les pide que bendiga su día.

Versículos Bíblicos sobre Oración

A continuación le mostraremos las palabras bíblicas que nos hablan del significado de orar, pues es muy importante mantener activo la conexión con nuestra fuente de vida que es Jesucristo.

1 Reyes 9:2-3

Estas personas habían construido un templo para que el Espíritu Santo estuviera allí presente, oraron y clamaron, para que Dios santificara el lugar y bajara su Espíritu para poder adorarlo y cantarle alabanzas.

El Señor se le apareció por segunda vez, como ya lo había hecho en Gabaón, y le dijo: He escuchado las oraciones y ruegos que has hecho ante mí, y he santificado el templo que tú construiste para que mi nombre esté siempre allí, y allí estarán siempre presentes mi corazón y mis ojos. (1 Reyes 9:2-3)

Isaías 56:7

El templo de Dios, se llamaría, casa de oración, donde los hermanos irían a clamar al Señor, ofrecerían sus primicias, sus ofrendas y sus sacrificios, era donde podían adorar al Espíritu de Dios en libertad.

Yo los llevaré a mi santo monte, para que se alegren en mi casa de oración. Sus holocaustos y sus sacrificios serán bien recibidos sobre mi altar, porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos. (Isaías 56:7)

Mateo 21:22

Cuando oramos al padre pidiéndole una cosa, si lo hacemos con fe y Dios ve que esto es bueno el concederá tus peticiones, ya que lo que declares con tu boca se hará, tu palabra tiene poder en el mundo y en el cielo.

Si ustedes creen, todo lo que pidan en oración lo recibirán. (Mateo 21:22)

Marcos 11:17

La casa de Dios, era llamada casa de oración, esto era para que las personas fueran a adorarlo y a clamar su presencia, pero esto se volvió un templo con personas deshonesta.

Más bien, les enseñaba y les decía: ¿Acaso no está escrito: Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones? ¡Pero ustedes han hecho de ella una cueva de ladrones! (Marcos 11:17)

Santiago 5:16

Estemos constantes en el arrepentimiento de nuestros pecados, oremos por nuestro prójimo para que Dios sea obrando en sus vidas y veremos la mano de Dios ayudándolos, y bendiciéndonos por nuestra fidelidad y obediencia.

Confiesen sus pecados unos a otros, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es muy poderosa y efectiva. (Santiago 5:16)

Mateo 17:20-21

Jesús en su santa palabra enseñó que si oramos o declaramos algo con fe, así nuestra fe sea pequeñita esto se hará, grandes cosas podemos hacer con esta virtud de creer en Dios y en creer que ya está hecho lo que hemos declarado.

Jesús les dijo: Porque ustedes tienen muy poca fe. De cierto les digo, que si tuvieran fe como un grano de mostaza, le dirían a este monte: Quítate de allí y vete a otro lugar, y el monte les obedecería. ¡Nada sería imposible para ustedes! Pero este género no sale sino con oración y ayuno. (Mateo 17:20-21)

Mateo 23:14

Este versículo muestra a personas que ponen las oraciones como para cubrir sus errores o sus pecados, de nada sirve, porque el Dios de los cielos lo ve todo y hace justicia en todo momento.

¡Ay de ustedes, escribas y fariseos, hipócritas! Porque devoran las casas de las viudas, y como pretexto hacen largas oraciones. Por esto, mayor será su condenación. (Mateo 23:14)

Lucas 1:13

Esta historia demuestra que cuando le oras a Dios con fe, el si ve que tu petición te hace bien, te la dará, Zacarías clamaba por la bendición de un hijo y el Rey de reyes, le concedió su petición.

Pero el ángel le dijo: Zacarías, no tengas miedo, porque tu oración ha sido escuchada. Tu esposa Elisabet te dará un hijo, y tú le pondrás por nombre Juan. (Lucas 1:13)

Hechos 1:14

Aquí se muestra como unas personas se unían para clamar a Dios con la misma petición, así como si fueran uno solo, la biblia enseña que si 2 o más se reúnen y claman por algo, Dios oirá sus clamores.

Todos ellos oraban y rogaban a Dios continuamente, en unión de las mujeres, de María la madre de Jesús, y de sus hermanos. (Hechos 1:14)

Hechos 6:3-4

Este versículo habla de que en ocasiones junto con nuestros hermanos, debemos conformar un equipo, para que mientras unos trabajan para el reino, otros los ayuden y los resguarden en oración.

Así que, hermanos, busquen entre todos ustedes a siete varones de buen testimonio, que estén llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, para que se encarguen de este trabajo. Así nosotros podremos continuar orando y proclamando la palabra. (Hechos 6:3-4)

Hechos 12:5

La iglesia de Dios se dice que es como el cuerpo de Cristo, estamos todos unidos con la misma meta, cuando Pedro cayó en la cárcel, los hermanos de la iglesia, pedían por el en oraciones a Dios, así debe ser, pidiendo siempre por el prójimo.

Mientras que Pedro era bien vigilado en la cárcel, en la iglesia se oraba constantemente a Dios por él. (Hechos 12:5)

Romanos 12:12

Mantengámonos siempre en oración, eso refuerza nuestra relación con nuestro Padre celestial, nos ayuda a tener paz, estar confiado, gozoso y a su vez nos da fortalezas, fe y sabiduría para cuando vengan obstáculos en nuestra vida.

Gocémonos en la esperanza, soportemos el sufrimiento, seamos constantes en la oración. (Romanos 12:12)

Filipenses 4:6-7

Al momento de tener una situación de angustia, oremos y pongamos eso en manos de Dios, para que sea él tomando el control, dando paz a nuestros corazones y dándonos sabiduría para poder manejar esa situación de la mejor manera.

No se preocupen por nada. Que sus peticiones sean conocidas delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias, Y que la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guarde sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús. (Filipenses 4:6-7)

1 Timoteo 2:1-2

Debemos orar por esos gobernantes y líderes, para que sea Dios dirigiendo su camino y dándoles sabiduría para que puedan cumplir con su puesto correctamente y podemos estar en paz y armonía.

Ante todo, exhorto a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres; por los reyes y por todos los que ocupan altos puestos, para que vivamos con tranquilidad y reposo, y en toda piedad y honestidad. (1 Timoteo 2:1-2)

Santiago 5:13

En medio de nuestra tristeza y desolación, clamemos a Dios, él da fuerzas a los corazones afligidos y cuando estemos llenos de gozo y felices, dediquémosle alabanzas y adoración, ya que es el quien da alegría a nuestra vida.

¿Hay alguien entre ustedes, que esté afligido? Que ore a Dios. ¿Alguno de ustedes está de buen humor? Que cante alabanzas. (Santiago 5:13)

Santiago 5:15

Cuando nos encontramos en una situación de enfermedad siempre clamamos a Dios ya que creemos en su poder. La biblia habla de que la fe mueve montañas, si oramos por sanidad con fe Dios moverá su mano y nos librara de ese mal.

La oración de fe sanará al enfermo, y el Señor lo levantará de su lecho. Si acaso ha pecado, sus pecados le serán perdonados. (Santiago 5:15)

Salmos 5:2

Cuando estemos clamando a Dios, debemos humillarnos y hacerlo con reverencia pues tenemos que encontrar la gracia del Padre para que pueda atender nuestro llamado y socorrernos.

Mi rey y Dios, presta atención a mi clamor, porque a ti dirijo mi oración. (Salmos 5:2)

Jeremías 29:12

Cuando estamos en situaciones complicadas y nos vemos en desesperación, lo mejor que podemos hacer es orar a Dios, pues su palabra dice que el atenderá nuestras oraciones y nos extenderá su mano para ayudarnos.

Entonces ustedes me pedirán en oración que los ayude, y yo atenderé sus peticiones. (Jeremías 29:12)

Daniel 6:10

Esta es la historia de Daniel, que a pesar que el rey había hecho una estatua para que la adoraran y había dicho que quien no lo hiciera iba a morir, él no lo hizo, siguió adorando a Dios y sin esconderse.

Y cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, abrió las ventanas de su alcoba que daban hacia Jerusalén, y tres veces al día se arrodillaba y oraba a su Dios, dándole gracias como acostumbraba hacerlo. (Daniel 6:10)

Mateo 5:44-45

Este  versículo nos habla de un mandato, debemos ser amables con todo el mundo, ponerle una buena cara a quienes nos hacen mal, perdonarlos de todo corazón, orar por ellos y a pesar de lo que nos puedan hacer seguir pidiendo por ellos, pues nuestro padre celestial en algún momento les cobrara ese mal.

Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, bendigan a los que los maldicen, hagan bien a los que los odian, y oren por quienes los persiguen, para que sean ustedes hijos de su Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. (Mateo 5:44-45)

La oración es muy importante para la vida humana, debemos estar en constancia con esto, pidiendo sabiduría y diciéndole a Dios que haga su voluntad y no la nuestra, dando gracias por su infinito amor y misericordia, creyendo siempre en él y guardándonos para su venida.