20 Versículos Bíblicos de Preocupación

Última Actualización: 06/05/2021

La preocupación puede definirse como la inquietud o temor producido ante una situación difícil o problema. A lo largo de nuestra vida tendremos situaciones que turben nuestra paz y nos traiga preocupación.

La biblia nos habla de un Dios poderoso, un Dios más grande que cualquier problema que tengamos, en Él debemos de confiar, manteniéndonos firmes en la fe y dejando de lado todo sentimiento de preocupación.

Versículos Bíblicos de Preocupación

Cuando te encuentres en alguna circunstancia que pueda traer preocupación a tu ser, puedes leer los siguientes palabras bíblicas que hablan de un Dios que está contigo llevándote de la mano a cada momento, déjale a Él tu preocupación y pide que desate en ti su divina paz.

1 Corintios 12:24-25

Este versículo habla de Dios hizo el cuerpo de la siguiente forma, a las partes que consideramos de menos valor, debemos darle más importancia, así podremos mantener las partes del cuerpo unidas y que está se preocupen las unas por las otras.

Porque eso no les hace falta a los que nos parecen más decorosos. Pero Dios ordenó el cuerpo de tal manera, que dio mayor honor al que le faltaba, para que no haya divisiones en el cuerpo, sino que todos los miembros se preocupen los unos por los otros. (1 Corintios 12:24-25)

Mateo 10:19

Aquí Jesús les está dando a sus discípulos, una palabra de fe, de que cuando sean entregados y golpeados en la sinagoga, no hablen, pues Dios hablará por ellos y Dios estará ahí para defenderlos.

Pero cuando ustedes sean entregados, no se preocupen por lo que han de decir, ni por cómo habrán de decirlo, porque en ese momento se les dará lo que tienen que decir. (Mateo 10:19)

Isaias 40:31

Este versículo pone de ejemplo al águila, pues si confiamos en Dios seremos como ellas, pongamos nuestras angustias en las manos del Señor, Él nos dará las fuerzas para luchar y nos concederá la victoria.

Pero los que confían en el Señor recobran las fuerzas y levantan el vuelo, como las águilas; corren, y no se cansan; caminan, y no se fatigan. (Isaias 40:31)

2 Corintios 11:28

Dios nunca deja de oír tu clamor, Él está ahí al pendiente de las preocupaciones que puedan tener sus siervos, pero Él también está para apoyarte y darte la sabiduría para que puedas sobrellevar cualquier situación que esté causando tu angustia.

Además de todo esto, lo que cada día pesa sobre mí es la preocupación por todas las iglesias. (2 Corintios 11:28)

Lucas 12:28-29

Si Dios tiene cuidado con las plantas y con los animales, cuanto no más tendrá contigo que vales más, no te preocupes por estas cosas, trabaja en la obra del Señor y honra su nombre y verás que estas cosas Dios las proveerá.

Y si Dios viste así a la hierba, que hoy está en el campo y mañana es echada al horno, ¡cuánto más hará por ustedes, hombres de poca fe! Así que no se preocupen ni se angustien por lo que han de comer, ni por lo que han de beber. (Lucas 12:28-29)

Salmos 56:3

Este versículo habla de que a pesar de que te encuentres angustiado, pon tu confianza en el Señor, pues Él es más grande que cualquier problema que tengas, todo depende de la fe que tengas en el poder de Dios.

Pero yo, cuando tengo miedo, confío en ti. (Salmos 56:3)

Filipenses 4:6-7

Pon tu confianza en Dios que Él está escuchando tu clamor y tú ruego, Dios usará su poder y hará lo que sea más conveniente para tu vida, recibe paz en tu corazón y aférrate de la palabra del Señor que es alimento para tu alma.

No se preocupen por nada. Que sus peticiones sean conocidas delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias, y que la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guarde sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús. (Filipenses 4:6-7)

1 Pedro 5:7

Entremos en la presencia de Dios y pongamos a sus pies nuestras angustias y afanes, porque Él está para ayudarnos y defendernos como nuestro Padre, Él tiene cuidado de sus siervos.

Descarguen en él todas sus angustias, porque él tiene cuidado de ustedes. (1 Pedro 5:7)

Salmos 55:22

Él Señor que está en los cielos es un Dios de justicia y este versículo enseña que Él no desampara a los que son fieles seguidores de sus caminos, Él les da las fuerzas, los reconforta mediante su palabra y en medio de la dificultad Él moverá su mano para librarte de ese camino.

Tú, deja tus pesares en las manos del Señor, y el Señor te mantendrá firme; el Señor no deja a sus fieles caídos para siempre. (Salmos 55:22)

Mateo 6:25

No se preocupen por cosas banales, preocúpense más bien de cumplir los mandatos de Dios y de trabajar para su obra, y lo demás Él lo proveerá, porque el es un Dios justo que acompaña a sus servidores y los bendice en todo momento.

Por lo tanto, les digo: No se preocupen por su vida, ni por qué comerán o qué beberán; ni con qué cubrirán su cuerpo. ¿Acaso no vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? (Mateo 6:25)

Isaias 41:10

No desmayes en medio de tu angustia, más bien adora al Señor que Él está aquí para batallar en tus peleas, Él extiende sus brazos para protegerte y mueve su mano a favor de ti, solo debes de creer en su poder y tener fe en que Él está contigo.

No tengas miedo, que yo estoy contigo; no te desanimes, que yo soy tu Dios. Yo soy quien te da fuerzas, y siempre te ayudaré; siempre te sostendré con mi justiciera mano derecha. (Isaias 41:10)

Juan 14:1

No permitan que en su corazón se halle angustia, pues si crees en Dios, también debes de creer en Jesús, quienes están a tu lado para recogerte y ayudarte a caminar, para darte paz y librarte de esos caminos turbulentos.

No se turbe su corazón. Ustedes creen en Dios; crean también en mí. (Juan 14:1)

Mateo 6:34

Esté versículo puede interpretarse de la siguiente manera, estemos tranquilos y dejemos de afanarnos por lo que vendrá, cada día tiene su propia preocupación, pero la calve de todo es confiar en Dios, que te extenderá su mano para librarte de esa constante lucha por la cual te enfrentas día a día.

Así que, no se preocupen por el día de mañana, porque el día de mañana traerá sus propias preocupaciones. ¡Ya bastante tiene cada día con su propio mal! (Mateo 6:34)

Isaias 35:4

Animen a los que están temerosos y se encuentran en angustia, díganle que Él Señor su Dios vendrá a su socorro, y los defenderá de sus enemigos como un león defiende a su cría, porque así dice su palabra.

Digan a los de corazón amedrentado: Esfuércense y no teman. ¡Miren! Aquí viene su Dios, para castigar a sus enemigos como merecen. Dios mismo viene, y él los salvará (Isaias 35:4)

Juan 14:27

Jesucristo ofrece una paz sobrenatural, una paz que sobrepasa todo entendimiento y toda lógica humana, cuando tu corazón sienta miedo o preocupación, pídele a Jesús que te cubra con esta palabra y ponle tu angustia en sus manos.

La paz les dejo, mi paz les doy; yo no la doy como el mundo la da. No dejen que su corazón se turbe y tenga miedo. (Juan 14:27)

Proverbios 12:25

La angustia causa tristeza que hará turbar nuestra paz, pero una palabra amable, llena de amor trae alegría y paz a nuestros corazones y la biblia está llena de palabras dulces como la miel que traen tranquilidad a tu espíritu.

La congoja abate el corazón del hombre, pero una buena noticia lo alegra. (Proverbios 12:25)

Mateo 13:12

Las preocupaciones y las riquezas hacen que te olvides de la fuente de nuestra vida que es Cristo, si tu fe esta firme en Dios, al momento de pasar por un camino turbio, prevalecerás en su palabra, que te dará fuerzas para seguir.

La semilla sembrada entre espinos es el que oye la palabra, pero las preocupaciones de este mundo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, por lo que ésta no llega a dar fruto. (Mateo 13:12)

Mateo 11:28

Todas aquellas personas que están afanadas y agotadas, entren en la presencia del Señor, que Él les dará el descanso y la paz sobrenatural tanto física como espiritualmente.

Vengan a mí todos ustedes, los agotados de tanto trabajar, que yo los haré descansar. (Mateo 11:28)

2 Corintios 12:9-10

El poder de Cristo se hace visible en medio de tu debilidad, busquemos la gracia del Señor, porque eso nos vendrá a bien, en medio de cualquier circunstancia de angustia gózate en la presencia del Señor, porque Él da fuerzas al necesitado, Él hace manifestar su poder y te libra de esa lucha.

Pero él me ha dicho: Con mi gracia tienes más que suficiente, porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por eso, con mucho gusto habré de jactarme en mis debilidades, para que el poder de Cristo repose en mí. Por eso, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en las afrentas, en las necesidades, en las persecuciones y en las angustias; porque mi debilidad es mi fuerza. (2 Corintios 12:9-10)

Juan 16:33

Esta palabra te habla de que confiemos en Jesús, la paz que el ofrece sobrepasa todo entendimiento humano, no hay problema que puedas tener que Cristo no te pueda librar, busca su rostro y el luchará por ti, porque Él venció al mundo en la cruz.

Estas cosas les he hablado para que en mí tengan paz. En el mundo tendrán aflicción; pero confíen, yo he vencido al mundo. (Juan 16:33)

Entrégale al Señor tus preocupaciones y tus afanes, cofia en su poder y mantente siempre en constante oración y verás como el obrará, pídele que sea Él quien te de sabiduría para poder enfrentar cualquier circunstancia que tengas, no temas ni desmaye porque Jehová tú Dios esta contigo.