20 Versículos Bíblicos de Prosperidad

Última Actualización: 06/05/2021

La prosperidad según la biblia se puede interpretar como las bendiciones que El Señor nos manda a nuestras vidas, esto no solo se refiere a el dinero o riquezas, sino también abarca a caminos que Dios nos abre, regalos que nos da, peticiones que nos cumple y mucho más.

En la biblia son muchos las palabras biblicas que nos hablan acerca de la prosperidad y las bendiciones de Dios para con nosotros.

Versículos Bíblicos de Prosperidad

El servir al Señor, honrar su nombre y cumplir sus mandatos, traerá gracia en nosotros delante de Dios y también activará las bendiciones que Él tiene preparado. A continuación, te presentaremos algunos versículos donde podemos evidenciar la prosperidad que viene del cielo.

Génesis 39:2-3

Esta es la historia de José, cuando llegó a Egipto a servir a la casa del rey. El rey se dio cuenta que Dios estaba con José, que todas las obras que este muchacho hacia se veían bendecidas por el Señor, es por eso que el rey decide poner a cargo a José de su casa y de todo lo que tenía.

 Pero el Señor estaba con José, y éste prosperó en la casa del egipcio, su amo. Y su amo se dio cuenta de que el Señor estaba con él y lo hacía prosperar en todo lo que emprendía. (Génesis 39:2-3)

Salmos 1:1-3

La persona que transita en los caminos del Señor, que busca estar en una santificación constante, que se aparta de las cosas que influyen negativamente en su vida, las cosas que no lo ayudan a edificarse, esta persona se verá en su debido tiempo prosperada y bendecida por el Señor.

Bienaventurado el hombre que no anda en compañía de malvados, ni se detiene a hablar con pecadores, ni se sienta a conversar con blasfemos. Que, por el contrario, se deleita en la ley del Señor, y día y noche medita en ella. Ese hombre es como un árbol plantado junto a los arroyos: llegado el momento da su fruto, y sus hojas no se marchitan. ¡En todo lo que hace, prospera (Salmos 1:1-3)

Isaias 52:13

La biblia enseña que los servidores de Dios, les llegan grandes bendiciones. Al tu trabajar en su obra la recompensa que tendrás será siempre mayor, si lo haces con un corazón humilde, El Señor te pondrá por lo alto.

¡Aquí está mi siervo! Será prosperado, engrandecido y exaltado; será puesto muy en alto. (Isaias 52:13)

2 Crónicas 31:20-21

Este versículo habla de que Ezequías metía al Señor en todo lo que hacía, dice que camino justo y rectamente siguiendo los mandamientos de Dios y trabajó en la obra del Señor. Estas acciones que tuvo  hizo que Dios estuviera contento y gracias a esto el Señor derramó sobre la vida de este joven prosperidad.

Así lo hizo Ezequías en todo Judá, y llevó a cabo lo bueno, lo recto y lo verdadero delante del Señor su Dios. En todo lo que emprendió para el servicio del templo de Dios, buscó a su Dios, y lo hizo de todo corazón y de acuerdo con la ley y los mandamientos, y fue prosperado. (2 Crónicas 31:20-21)

3 Juan 1:2

En los deseos de Dios está que sus siervos sean bendecidos, que vivan correctamente como enseña su palabra, que estén en una edificación y en una santificación constantemente, que tanto su vida terrenal como espiritual estén prosperadas y tengan frutos de bendiciones.

Amado, deseo que seas prosperado en todo, y que tengas salud, a la vez que tu alma prospera. (3 Juan 1:2)

Deuteronomio 8:18

Tengamos siempre presente a Dios en nuestras vidas, caminando conforme a como dice su palabra, pues Él es un Dios vivo, que tiene el control de todo y tiene promesas de grandes bendiciones para tu vida.

Más bien, acuérdate del Señor tu Dios, porque él es quien te da el poder de ganar esas riquezas, a fin de confirmar el pacto que hizo con tus padres, como en este día. (Deuteronomio 8:18)

Filipenses 4:19

Esta palabra habla del poder que tiene Dios, si tienes fe en su nombre y le confías a Él cualquier situación Él mandará bendiciones a tu hogar.

Así que mi Dios suplirá todo lo que les falte, conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. (Filipenses 4:19)

Josué 1:8

Mantente siempre firme en los caminos del Señor, transita tu vida conforme a como dice las escrituras que lo hagas, esto traerá un bien para tu vida y traerá la prosperidad del cielo hacia tus caminos, serás bendecido espiritualmente.

Procura que nunca se aparte de tus labios este libro de la ley. Medita en él de día y de noche, para que actúes de acuerdo con todo lo que está escrito en él. Así harás que prospere tu camino, y todo te saldrá bien. (Josué 1:8)

Nehemías 2:20

En este versículo se refleja que estas personas tenían fe en Dios, y que tenían una meta que era reconstruir las murallas, y encomendaron esa obra al Señor porque ellos conocían que Dios es un Dios vivo y con poder, que los iban a bendecir a ellos y a sus manos.

Yo les respondí: El Dios de los cielos es quien nos ayuda. Nosotros, sus siervos, hemos decidido reconstruir las murallas, y lo vamos a hacer. Ustedes no tienen ninguna autoridad, ni arte ni parte en Jerusalén. (Nehemías 2:20)

 

2 Crónicas 20:20

Josafat conocía el poder de Dios, y alzó su voz para  que el pueblo supiera y conociera que el Señor de los cielos es un Dios con poder y que si seguimos sus mandatos y escuchamos a sus profetas nuestro camino será bendecido y veremos cosas que jamás nos imaginamos.

Por la mañana, se levantaron y fueron al desierto de Tecoa. Mientras ellos salían, Josafat se puso de pie y dijo: ¡Escúchenme, habitantes de Judá y de Jerusalén! ¡Crean en el Señor su Dios, y serán invencibles; ¡crean en sus profetas, y obtendrán la victoria! (2 Crónicas 20:20)

Salmos 34:10

Una vez más se ve las promesas que Dios hace en su palabra, él sustentará tu vida, él traerá abundancia y bendición a tu hogar si le buscas y le sirves con alegre corazón, con un corazón humillado delante de su presencia, esas son las clases de personas que Dios busca para ofrecerles la vida eterna en su reino glorioso.

Los cachorros del león chillan de hambre, pero los que buscan al Señor lo tienen todo. (Salmos 34:10)

Proverbios 28:25

La persona que se cree superior a los demás por su posición social o económica, trae contienda a su alrededor, la biblia te dice que mientras confíes en Dios y tengas fe en su palabra el prosperará tus caminos conforme a lo que él crea mejor para tu vida.

El que es altanero suscita contiendas, pero el que confía en el Señor prospera. (Proverbios 28:25)

Deuteronomio 28:1-4

Si caminas como Dios manda, poniendo en práctica sus mandamientos, creyendo su palabra y honrando su nombre, Él bendecirá tus frutos, tus caminos y esa bendición llegará hasta tus hijos y tu ganado, porque así de grande es el poder y la prosperidad de Dios, para los que son fieles a Él.

Si tú escuchas con atención la voz del Señor tu Dios, y cumples y pones en práctica todos los mandamientos que hoy te mando cumplir, el Señor tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Si escuchas la voz del Señor tu Dios, todas estas bendiciones vendrán sobre ti, y te alcanzarán: Bendito serás tú en la ciudad, y bendito en el campo. Bendito será el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, y las crías de tus vacas y los rebaños de tus ovejas. (Deuteronomio 28:1-4)

Malaquías 3:10

La importancia de llevar los diezmos a la casa del Señor, esto se refleja como tú llevando provisión para el templo de Dios, entonces el traerá a tu vida y a tu hogar provisión en abundancia y prosperidad a tu vida.

Entreguen completos los diezmos en mi tesorería, y habrá alimento en mi templo. Con esto pueden ponerme a prueba: verán si no les abro las ventanas de los cielos y derramo sobre ustedes abundantes bendiciones. Lo digo yo, el Señor de los ejércitos. (Malaquías 3:10)

Salmos 115:11-14

Las promesas de Dios no solo caen en nuestra vida, sino también en nuestra descendencia, este versículo habla de confiar en Dios, de temer a su nombre, honrarlo, seguir sus caminos y Él en su divina misericordia bendecirá tus caminos, tus manos y tus obras.

Ustedes, temerosos del Señor, confíen en él; él es quien los ayuda y los protege. El Señor no nos olvida, y nos bendecirá; bendecirá al pueblo de Israel; bendecirá a los descendientes de Aarón; bendecirá a los que le temen;
bendecirá a los débiles y a los poderosos.  El Señor añadirá sus bendiciones sobre ustedes y sobre sus hijos. (Salmos 115:11-14)

Deuteronomio 30:9-10

Al cumplir los mandamientos de Dios, al servir su nombre y andar correctamente en sus caminos, esto traerá prosperidad a nuestras vidas, también hará que el corazón de nuestro Señor Padre esté alegre con nosotros y que por su gracia nuestros caminos sean benditos.

El Señor tu Dios te hará prosperar en todo lo que hagas con tus manos, y multiplicará el fruto de tu vientre, el fruto de tu bestia, y el fruto de tu tierra. Sí, el Señor volverá a solazarse contigo para bien, tal y como se solazó con tus padres, siempre y cuando obedezcas la voz del Señor tu Dios y cumplas los mandamientos y los estatutos escritos en este libro de la ley; y siempre y cuando te vuelvas al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma. (Deuteronomio 30:9-10)

2 Corintios 9:8

Este versículo habla de que el poder y la misericordia de Dios es tan grande, que, al decidir servirle al Señor, esto hará que Dios prospere tu vida y sustente tu hogar de forma abundante, tanto como para poder ayudar al prójimo que esta necesitado.

Y Dios es poderoso como para que abunde en ustedes toda gracia, para que siempre y en toda circunstancia tengan todo lo necesario, y abunde en ustedes toda buena obra; (2 Corintios 9:8)

2 Crónicas 26:5

Uzías no dejó de buscar a Dios, mantuvo siempre viva esa conexión con la fuente de nuestra vida, que es Dios, esta acción trajó a su vida y a sus caminos prosperidad.

Mientras vivió Zacarías, que era un hombre entendido en visiones de Dios, Uzías no dejó de buscar a Dios; y mientras lo buscó, el Señor le dio prosperidad. (2 Crónicas 26:5)

Proverbios 3:9-10

La biblia te habla de honrar a Dios con los primeros frutos de tus cosechas, ya que esto es una muestra de agradecimiento por las bendiciones que Él nos está dando, está acción traerá prosperidad a tu vida, a la obra que estas realizando y tus frutos se verán multiplicados por Dios.

Honra al Señor con tus bienes y con las primicias de tus cosechas. Tus graneros se saturarán de trigo, y tus lagares rebosarán de vino. (Proverbios 3:9-10)

Salmos 122:6

Pidamos por nuestros hermanos en cristo, por esas personas que necesitan de Dios y que están pasando por un momento difícil, oremos por la bendición y por la provisión de su hogar, para que Dios puede mover su mano a favor de ellos.

Pidamos por la paz de Jerusalén, y porque prosperen los que te aman. (Salmos 122:6)

Busquemos no solo tener prosperidad en dinero y en riquezas, sino también ser prósperos espiritualmente, esto ayudará a tener paz y tranquilidad en nuestra vida, nos enseñará ser sabios y a estar en edificación constantemente, tengamos siempre a la mano la palabra del señor como herramienta para este proceso.