20 Versículos Bíblicos de Respeto

Se dice que el respeto es una consideración o valoración especial que se tiene hacia una persona, teniendo cierto temor y cuidando de no menospreciar.

Hay muchos versículos en la biblia cortos que hablan sobre el respeto que hay que tener hacía Dios, hacía nuestros hermanos, hacía el prójimo y hacía nuestros padres.

Versículos sobre respeto

La biblia nos habla muchas veces de que a Dios le agrada que tengamos una actitud de respeto para con él y con nuestro prójimo. A continuación, te mostraremos algunos textos que hablan sobre esta ordenanza divina.

Éxodo 20:12

Dios te pide que respetes a tus padres, para que puedas tener una vida buena y tus días en este mundo sean largos.

Honrarás a tu padre y a tu madre, para que tu vida se alargue en la tierra que yo, el Señor tu Dios, te doy. (Éxodo 20:12)

Proverbios 14:31

Dios nos pide que tratemos de buena manera a todos nuestros prójimos, esta es la mejor forma de honrarlo.

Oprimir al pobre es afrentar al Creador; tener misericordia del pobre es honrar a Dios. (Proverbios 14:31)

Éxodo 20:7

Debemos respetar a nuestro creador, y no tomar su nombre en vano, porque este tipo de acciones Dios las tomará como ofensa, y el ofensor deberá enfrentar las consecuencias.

No tomarás en vano el nombre del Señor tu Dios, porque yo, el Señor, no consideraré inocente al que tome en vano mi nombre. (Éxodo 20:7)

Éxodo 22:28

Dios te pide que respetes a los grandes líderes de tu nación, así como también a los líderes de tu congregación.

No ofenderás a los jueces, ni maldecirás al príncipe de tu pueblo. (Éxodo 22:28)

Éxodo 23: 3

Dios te pide que trates a todos tus prójimos por igual, aún al pobre debes tratarlo con justicia y respeto, porque todos son creación del Dios.

No discriminarás al pobre cuando pida justicia. (Éxodo 23:3)

Levítico 19: 12

No juegues con el nombre del Señor, ni lo uses para hacer juramentos en vano, sino que debes darle a Dios el respeto y la honra que se merece.

No juren falsamente en mi nombre, ni profanen así mi nombre. Yo soy el Señor, su Dios. (Levítico 19: 12)

Levítico 19:3

En este versículo, el Señor nos vuelve a mencionar que debemos respetar a nuestros padres y también debemos respetar el día que le dedicamos, porque el es Dios y se merece toda la gloria y honra.

Cada uno de ustedes debe respetar a su madre y a su padre, y respetar también mis días de reposo. Yo soy el Señor su Dios. (Levítico 19:3)

1 Pedro 2: 17

Tengamos una actitud respetuosa para con todo el que nos rodea, tratemos al prójimo con amor y tengamos temor de Dios, respetando sus mandamientos y guardando sus leyes en nuestros corazones.

Respeten a todos. Amen a los hermanos. Teman a Dios y respeten al rey. (1 Pedro 2: 17)

Levítico 22: 31

Como siervos debemos cumplir sus mandamientos y dar testimonio de lo que ha hecho en nuestras vidas. Respetemos las leyes y las ordenanzas de nuestro Dios.

Cumplan mis mandamientos. Pónganlos en práctica. Yo soy el Señor. (Levítico 22:31)

Levítico 19: 32

Sé una mujer y un hombre diferente y levántate entre tus hermanos, siempre respetando a los líderes de tu iglesia y mostrando temor a Dios, porque él es digno de todo respeto.

Levántate delante de las canas. Muestra respeto ante los ancianos. Muestra temor ante tu Dios. Yo soy el Señor. (Levítico 19: 32)

Deuteronomio 27:16

Aquel que deshonre a sus padres entrará en la maldición y el Señor lo aborrecerá.

Maldito sea el que deshonre a su padre o a su madre. Y todo el pueblo dirá: ¡Amén! (Deuteronomio 27:16)

Proverbios 1:8

No seas una persona necia, y presta tu oído a los consejos de tu padre, obedece sus ordenanzas y muéstrale el respeto que se merece, también debes escuchar las enseñanzas de tu madre y guardarlas por siempre en tu corazón.

Atiende, hijo mío, las correcciones de tu padre, y no menosprecies las enseñanzas de tu madre. (Proverbios 1:8)

Malaquías 2: 1-2

Todo creyente del Señor deben rendir gloria y honra a Dios, pero esto lo deben hacer de todo corazón, libres de hipocresía y malos pensamientos, porque aquellos que irrespeten el nombre de Dios, caerán en maldición y serán arrebatadas todas sus bendiciones.

Para ustedes, sacerdotes, es este mandamiento. Si no prestan atención ni se proponen de corazón dar gloria a mi nombre, convertiré en maldición sus bendiciones. Sí, las convertiré en maldición porque ustedes no se han propuesto de corazón honrarme. Lo digo yo, el Señor de los ejércitos. (Malaquías 2: 1-2)

Proverbios 20:20

En la biblia se nos menciona muchas veces que debemos de rendir respeto a nuestros padres y aquel que se levante en contra de su padre y de su madre, Dios apartará su vista de él y dejará que las tinieblas se apoderen de su vida.

La muerte más sombría le aguarda al que maldice a su padre o a su madre. (Proverbios 20:20)

Malaquías 1:6

Si honramos a nuestro padre, y tenemos temor de nuestro señor, con más razón aún debemos respetar y temer a Dios, porque somos hijos y siervos del Señor. Dios le habla a su pueblo y pide que sea eliminada la hipocresía que se mueve dentro de la congregación.

El hijo honra al padre, y el siervo respeta a su señor. Pues, si soy padre, ¿dónde está la honra que merezco? Y si soy señor, ¿dónde está el respeto que se me debe?

Yo, el Señor de los ejércitos, les hablo a ustedes, los sacerdotes, que menosprecian mi nombre, y que incluso dicen: ¿Y cómo puedes decir que menospreciamos tu nombre. (Malaquías 1:6)

Éxodo 3: 5

En este versículo el Señor le pide a Moisés que en señal de respeto, quitara las sandalias de sus pies, pues en ese momento, la presencia de Dios se estaba manifestando y la tierra estaba siendo santificada.

El Señor le dijo: No te acerques. Quítate el calzado de tus pies, porque el lugar donde ahora estás es tierra santa. (Éxodo 3:5)

Hechos 23:5

No hay necesidad de saber quién es el prójimo, debes respetarlo aún sin conocerlo, de esta forma podremos entra en paz y armonía del Señor.

Entonces Pablo respondió: «Hermanos, yo no sabía que era el sumo sacerdote. Pero sé que está escrito: “No maldecirás a un príncipe de tu pueblo. (Hechos 23:5)

Romanos 13:1

Debemos respetar las leyes y a aquellas personas que se encargan de hacerla cumplir, porque todas las leyes vienen del Señor, y romperlas sería estar actuando en contra del Señor, que es un Dios de orden y justicia.

Todos debemos someternos a las autoridades, pues no hay autoridad que no venga de Dios. Las autoridades que hay han sido establecidas por Dios. (Romanos 13:1)

Efesios 6: 2-3

El primer mandamiento con promesa que fue escrito en la biblia es el del respeto hacia los progenitores. El Señor te pide que respetes a tus padres y así podrás goza de una larga vida en la tierra.

 Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y tengas una larga vida sobre la tierra. (Efesios 6:2-3)

Colosenses 3:20

Si amas al Señor, buscarás de hacer todo para agradarle, y eso incluye respetar a tu padre y a tu madre quienes te dieron la vida y Dios destinó para que te acompañaran y fuesen tu lumbrera.

Ustedes los hijos, obedezcan a sus padres en todo, porque esto agrada al Señor. (Colosenses 3:20)

 

Seamos respetuosos con la palabra de Dios y no la tomemos en juego, respetemos a nuestro prójimo y atesoremos los consejos de nuestros padres, así nuestra vida en la tierra será alargada y el Señor nos llenará de sus bendiciones.