20 Versículos Bíblicos de Responsabilidad

Para lograr grandes cosas en la vida, es necesario que tengamos presentes la responsabilidad. Así mismo pasa en la obra del Señor, debemos actuar con responsabilidad para cumplir sus designios y también hacernos responsables de nuestras actitudes.

Dios nos pide que obremos con consciencia, porque cada uno es responsable de luchar por su salvación.

Versículos sobre responsabilidad

Muchos versículos en la biblia hablan de la importancia de la responsabilidad y esta es una actitud que debemos tener muy presentes en cada uno de nuestros días.

Levítico 5:17

Cada persona se hará responsable del pecado que cometa, aun si desconoce la palabra, deberá responder ante Dios por sus actos.

Si alguien peca, o incurre en algo que por mandamiento del Señor no se debe hacer, aun si no sabía qué hacía mal, será culpable y cargará con su pecado. (Levítico 5:17)

Hebreos 11:7

Cuando Dios nos habla es nuestra responsabilidad escuchar y obrar para prevenir los malos de los cuales nos ha advertido, tal y como hizo Noé.

Por la fe, con mucho temor Noé construyó el arca para salvar a su familia, cuando Dios le advirtió acerca de cosas que aún no se veían. Fue su fe la que condenó al mundo, y por ella fue hecho heredero de la justicia que viene por medio de la fe. (Hebreos 11:7)

Deuteronomio 24:16

La salvación es personal, nadie más que nosotros mismo podemos hacerse responsable de nuestros actos cometidos en la tierra.

Ningún padre morirá en lugar de su hijo, ni tampoco ningún hijo morirá en lugar de su padre; cada uno responderá por su propio pecado. (Deuteronomio 24:16)

Génesis 39:4

Por medio de la dirección de Dios, podremos obtener muchas recompensas, pero eso sí, debemos trabajar laboriosamente y con responsabilidad para obtenerlas.

De modo que José se ganó su buena voluntad, y le servía, y su amo lo nombró mayordomo de su casa y dejó en sus manos todo lo que tenía. (Génesis 39:4)

1 Pedro 5:2

Dios ha llamado a algunos a que se encarguen de pastorear y cuidar al rebaño, esta responsabilidad debe ser cumplida de todo corazón y sin nada de apatía.

Cuiden de la grey de Dios, que está bajo su cuidado. Pero háganlo de manera voluntaria y con el deseo de servir, y no por obligación ni por el mero afán de lucro. (1 Pedro 5:2)

Proverbios 9:12

En este versículo, se nos vuelve a recordar que cada quien es responsable de sus actos, tanto si obras con bien o si lo haces con mal, las consecuencias solo recaerán sobre tus hombros.

Si te haces sabio, el provecho es tuyo; si te vuelves blasfemo, sufrirás las consecuencias. (Proverbios 9:12)

Génesis 39:22

Si andas recto en los caminos del Señor, él te agraciará delante de los ojos de tus superiores, para que ellos confíen en ti y te cedan responsabilidades.

Y así el jefe de la cárcel dejó en manos de José el cuidado de todos los presos que había en aquella prisión. Todo lo que allí se hacía, lo hacía José. (Génesis 39:22)

2 Timoteo 4:2

Sé responsable y predica la palabra del Señor a todas las naciones.

Que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. (2 Timoteo 4:2)

Jeremías 31:29-30

Los hijos no cosecharán los malos frutos a causa del pecado de los padres, sino que cada persona tendrá que sufrir las consecuencias de sus propios pecados.

En esos días no volverá a decirse “Los padres comieron las uvas agrias, y los dientes de los hijos tienen la dentera”, 30 sino que cada cual morirá por su propia maldad. La dentera la tendrán los dientes de todo el que coma las uvas agrias. (Jeremías 31:29-30)

Génesis 41:41

Si demuestras ser un hombre recto, Dios pondrá en tus manos grandes responsabilidades, pero una vez ahí, debes ser agradecido con el Señor y seguir andando por el camino de la rectitud.

También le dijo el faraón a José: Como ves, yo te he puesto al frente de toda la tierra de Egipto. (Génesis 41:41)

Efesios 6:4

En este versículo Dios les habla a los padres sobre cómo educar a sus hijos, les pide que los eduquen con discípula y bajo la palabra del Señor y por supuesto, con sentido de responsabilidad.

Ustedes, los padres, no exasperen a sus hijos, sino edúquenlos en la disciplina y la instrucción del Señor. (Efesios 6:4)

Ezequiel 33:6

En el día del gran juicio, cada quien será responsables por sus actos y de estos dependerá si van al reino de los cielos o sufrirán la condenación eterna.

En cambio, si al venir la espada el atalaya no toca la trompeta para prevenir a la gente, cuando la espada llegue y hiera de muerte a alguien, éste morirá por causa de su pecado, pero yo haré responsable de su muerte al atalaya. (Efesios 33:6)

Números 3: 6-7

Dios te llamará para que le sirvas, cumple estas tareas con responsabilidad y de todo corazón, porque todos los siervos deben trabajar para el reino.

Haz que la tribu de Leví se acerque. Diles que se presenten ante el sacerdote Aarón para que le sirvan y desempeñen sus funciones, es decir, que se hagan cargo de toda la congregación delante del tabernáculo de reunión y cumplan con el ministerio del tabernáculo. (Números 3: 6-7)

Proverbios 22:6

Como padres, tenemos la responsabilidad de enseñar a nuestros hijos el buen camino, y cuando estos crezcan, siempre se inclinarán por el sendero del bien.

Enseña al niño a seguir fielmente su camino, y aunque llegue a anciano no se apartará de él. (Proverbios 22:6)

Mateo 12:36-37

Debemos cuidarnos aún de lo que decimos, porque cada una de nuestras palabras será pesada el gran día del juicio final. Estás podrán convertirse en tu salvación o en tu perdición.

Pero yo les digo que, en el día del juicio, cada uno de ustedes dará cuenta de cada palabra ociosa que haya pronunciado. Porque por tus palabras serás reivindicado, y por tus palabras serás condenado (Mateo 12:36-37)

Filipenses 2:8

Aún el mismo Jesús fue responsable de sus palabras, y vino a esta tierra a ser crucificado por el pecado del hombre, para que este pudiese recibir la vida eterna.

Y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. (Filipenses 2:8)

Marcos 16:15

Como hijos de Dios, es nuestra responsabilidad predicar su palabra y tratar de hablarle a todas las almas de su gran poder.

Y les dijo: «Vayan por todo el mundo y prediquen el evangelio a toda criatura. (Marcos 16:15)

2 Corintios 5:10

Es necesario que cada uno sea juzgado por sus actos y sea responsable de cada una de sus acciones.

Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo bueno o lo malo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo. (2 Corintios 5:10)

Juan 10:18

Dios nos ha dado libre albedrío y somos responsable y libres de hacer nuestra propia voluntad, y eso es algo que nada ni nadie nos podrá arrebatar.

 Nadie me la quita, sino que yo la doy por mi propia cuenta. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volver a tomarla. Este mandamiento lo recibí de mi Padre. (Juan 10:18)

Gálatas 6:4-5

Todos pueden sentirse felices de sus propias obras, porque al final cada acto que realicemos en esta tierra será pesado sobre nuestros miembros.

Así que, cada uno ponga a prueba su propia obra, y entonces tendrá motivo de jactarse, pero sólo respecto de sí mismo y no por otro;  porque cada uno llevará su propia carga. (Gálatas 6: 4-5)

Debemos ser conscientes que todo lo que hagamos en esta tierra se nos pedirá cuenta sobre ello, porque cada quien será responsable de los actos cometidos mientras se encuentre ene vida.