20 Versículos Bíblicos de Servir

Última Actualización: 06/05/2021

Sabemos que el servir a otros a veces no es una tarea fácil, pero la biblia nos enseña versículos donde hacen resaltar la importancia del servir.

Debemos aprender a servir como lo hacía Jesucristo, sin ver a quien, él lo hacía con pasión y amor, resulta una tarea de gran importancia el servir al prójimo, esa acción tendrá recompensas en su momento.

Versículos sobre servir a Dios

A continuación, les mostraremos una serie de versículos de la biblia donde nos enseñan que el servir es un trabajo de gran valor que Dios manda hacer.

Deuteronomio 13:4

Este versículo nos dice que debemos seguir a Dios, adorarlo y temerle, atender a su llamado y seguir sus mandamientos.

Ustedes deben ir en pos del Señor su Dios, y temerlo sólo a él. Deben cumplir sus mandamientos y atender su voz. Solo a él deben servir; solo a él deben seguir. (Deuteronomio 13:4)

Romanos 12:11

Al momento de servirle al Señor, debemos tener alegría y entusiasmo, hacerlo con amor.

Si algo demanda diligencia, no seamos perezosos; sirvamos al Señor con espíritu ferviente. (Romanos 12:11)

Mateo 20:28

Nos indica que debemos copiar la actitud del hijo del hombre, que vino a servir y a rescatar al prójimo y no hacer servido.

Imiten al Hijo del Hombre, que no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos. (Mateo 20:28)

Éxodo 23:25

Si le servimos a Dios, la recompensa será, su bendición a nuestras vidas, será nuestro sustento y nos librará de toda enfermedad.

Pero me servirán a mí, el Señor su Dios, y yo bendeciré tu pan y tus aguas, y quitaré de en medio de ti toda enfermedad. (Éxodo 23:25)

Marcos 9:35

Jesús nos habla que, si queremos ser el más importante, primero hay que servir a todos y ser los últimos de todo.

Jesús se sentó, llamó a los doce, y les dijo: Si alguno quiere ser el primero, deberá ser el último de todos, y el servidor de todos. (Marcos 9:35)

Gálatas 5:13-14

Este versículo habla de que la libertad que nos da Dios, no es para que pequemos, sino para servir, hacer el bien y amar al prójimo.

Hermanos, ustedes han sido llamados a la libertad, sólo que no usen la libertad como pretexto para pecar; más bien, sírvanse los unos a los otros por amor. Porque toda la ley se cumple en esta sola palabra: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. (Gálatas 5:13-14)

Salmos 2:11

Adoremos a Dios con respeto y entusiasmo, haciendo que nuestros actos sean por amor a su nombre.

Sirvan al Señor con reverencia y ríndanle culto con temor reverente. (Salmos 2:11)

Deuteronomio 10:12

Así como aquel día Dios le pidió a Israel que lo sirvan con amor, así mismo hoy día Dios nos pide que andemos rectos en sus caminos y le sirvamos de todo corazón.

Y ahora, Israel, ¿qué es lo que el Señor tu Dios pide de ti? Solamente que temas al Señor tu Dios, que vayas por todos sus caminos, y que ames y sirvas al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; (Deuteronomio 10:12)

Mateo 6:24

El Señor nos enseña que es imposible amar a dos dioses, porque siempre habrá preferencia por uno más que por el otro, es por eso que si decidimos seguir a Dios, debemos sacar de nuestro corazón a cualquier otro dios o motivo de nuestra adoración.

Nadie puede servir a dos amos, pues odiará a uno y amará al otro, o estimará a uno y menospreciará al otro. Ustedes no pueden servir a Dios y a las riquezas. (Mateo 6:24)

Lucas 22:27

A veces pensamos que ser servidos nos hace más que el que nos sirve, pero Dios nos habla que el ser un servidor es de gran importancia, nos da un gran valor ya que le estamos haciendo un bien al prójimo y eso a Dios le agrada.

Porque, ¿quién es mayor? ¿El que se sienta a la mesa, o el que sirve? ¿Acaso no es el que se sienta a la mesa? Sin embargo, yo estoy entre ustedes como el que sirve. (Lucas 22:27)

Josué 24:14

Echen fuera de sus corazones a los dioses ajenos y busquen de servir al Dios vivo, sirvanle con amor y temor, adorale con todo tu corazón y alma, respetando su nombre siempre.

Por todo esto, respeten y honren al Señor. Sírvanle con integridad y de todo corazón. Echen fuera a los dioses que sus padres adoraron en el otro lado del río y en Egipto, y que aún están entre ustedes, y en su lugar sirvan al Señor. (Josué 24:14)

Salmos 34:22

Cuando estés pasando por una situación de desesperación la biblia te recita este versículo que te alienta y te reafirma que los que le sirven y confían en Dios, él estará con ellos en todo momento para darles valor y con su gran poder librar su alma del mal y de cualquier turbulencia que puedan estar pasando, pues si tienes fe, el hará.

El Señor rescata el alma de sus siervos; no serán condenados los que en él confían. (Salmos 34:22)

1 Corintios 3:9

Cuando decidimos servirle a Dios y entregarle nuestro corazón, nos volvemos parte del cuerpo de Cristo, siendo nuestro cuerpo templo y morada del Espíritu de Dios.

Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y ustedes son el campo de cultivo de Dios, son el edificio de Dios. (1 Corintios 3:9)

Juan 12:26

Si decidimos servirle a Jesucristo y seguir sus caminos, eso amérita el obedecer su palabra, seguir sus mandamientos y servirle, la biblia nos dice que por ello el Dios padre nos premiará.

Si alguno me sirve, sígame; donde yo esté, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirve, mi Padre lo honrará. (Juan 12:26)

Hebreos 6:10

Cuando entregamos nuestra vida a Dios y trabajamos en su obra, día a día llevando su palabra a los necesitados, adorándole en todo momento, él nos habla de una recompensa por todo el esfuerzo y amor con que realizamos el servicio en su nombre.

Porque Dios es justo, y no olvidará el trabajo de ustedes y el amor que han mostrado hacia él mediante el servicio a los santos, como hasta ahora lo hacen. (Hebreos 6:10)

Hebreos 9:14

Jesucristo entregó su vida por amor a nosotros, para que nuestra alma se libre del mal, pero también para que podamos volver a conectarnos con Dios Padre y volver a reconstruir la conexión que teníamos con él, que por culpa del pecado se ha roto y nos ha alejado de la fuente de nuestra vida que es Dios.

¡Cuánto más la sangre de Cristo, que por medio del Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará de obras muertas nuestra conciencia, para que sirvamos al Dios vivo! (Hebreos 9:14)

Salmos 100:2

Cuando estemos sirviendo a Dios y entremos en su presencia, la biblia nos indica que debemos hacerlo con alegría y gozo en nuestro corazón, ya que esto le agrada.

¡Sirvan al Señor con alegría! ¡Vengan a su presencia con regocijo! (Salmos 100:2)

Mateo 25:21

El servirle a Dios fielmente sin importar que, manteniéndote firme en la fe, a pesar de todos los obstáculos que se te presenten tiene su compensación, ya que Dios menciona en su palabra que el siempre bendice a su siervo, quien cree en su nombre el no desamparará.

Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré. Entra en el gozo de tu señor. (Mateo 25:21)

Josué 22:5

Este versículo nos dice que el seguir a Dios, implica cumplir sus mandamientos, amarlo sobre todas las cosas, servirle con todo nuestro ser, predicar su nombre y amar la obra que el nos ha mandado hacer.

Solamente les pido que cumplan fielmente el mandamiento y la ley que Moisés, siervo del Señor, les dio: que amen al Señor nuestro Dios, y que se mantengan en todos sus caminos; que cumplan sus mandamientos y lo sigan solamente a él, y que le sirvan con todo su corazón y con toda su alma. (Josué 22:5)

1 Pedro 2:16

Dios nos ha dado libertad de elegir nuestro camino, pero nos pide que en medio de ella, hagamos el bien, que elijamos por amor seguir a cristo, sin ir por el camino del mal.

Hagan uso de su libertad, pero no la usen como pretexto para hacer lo malo, sino para servir a Dios. (1 Pedro 2:16)

La biblia nos dice que Jesús vino a servir y no a ser servido, cuanto más no nosotros que somos sus hijos, realicemos la obra del señor con alegre corazón y cumpliendo sus mandamientos, honrando siempre el ser siervo de Dios