20 Versículos Bíblicos de Trabajo

Última Actualización: 06/05/2021

La biblia Dios nos enseña que mediante el trabajo podemos sustentar las necesidades básicas del ser humano y también nos habla del trabajo que se debe realizar para poder llevar su palabra a cada persona que está necesitada de ella.

Sabemos que trabajar no es fácil, pero Dios en su santa palabra nos instruye, que todo trabajo hecho con esfuerzo y dedicación siempre tiene su recompensa.

Versículos sobre trabajo

En la biblia encontraremos múltiples versículos cortos que contienen palabras de aliento de parte de Dios para el siervo trabajador, así como también podremos apreciar la actitud con la que el Señor desea que realicemos esta obra.

1 Corintios 15:58

Este versículo nos habla de aumentar el fruto y no desistir en las cosas del Señor, ya que él estará viendo tus esfuerzos y te asegura que no serán en vano.

Así que, amados hermanos míos, manténganse firmes y constantes, y siempre creciendo en la obra del Señor, seguros de que el trabajo de ustedes en el Señor no carece de sentido. (1 Corintios 15:58)

2 Juan 1:8

Es importante cuidar los resultados de nuestro trabajo, para poder recibir la recompensa de ello.

Tengan cuidado de no perder el fruto de su trabajo, a fin de que reciban el galardón completo. (2 Juan 1:8)

1 Tesalonicenses 4:11-12

Este versículo nos ordena que debemos trabajar y vivir en paz y armonía, para poder tener una vida tranquila y correcta.

Y que procuren vivir en paz, y ocuparse de sus negocios y trabajar con sus propias manos, tal y como les hemos ordenado, a fin de que se conduzcan honradamente con los de afuera, y no tengan necesidad de nada. (1 Tesalonicenses 4:11-12)

1 Corintios 16:14

La biblia nos indica que debemos tener siempre pensamientos positivos y llenos de amor y de esta misma forma obrar con amor, incluso en cuestiones de trabajo.

Háganlo todo con amor. (1 Corintios 16:14)

Eclesiastés 5:19

Dios nos ha bendecido con habilidades, que, si la ponemos en práctica, nos darán frutos y nos podremos deleitarnos con ellos.

A cada uno de nosotros Dios nos ha dado riquezas y bienes, y también nos ha dado el derecho de consumirlas. Tomar nuestra parte y disfrutar de nuestro trabajo es un don de Dios. (Eclesiastés 5:19)

Hebreos 6:10

Cada cosa que hacemos con esfuerzo, dedicación y amor, Dios está viendo y él nos retribuirá nuestra buena obra.

Porque Dios es justo, y no olvidará el trabajo de ustedes y el amor que han mostrado hacia él mediante el servicio a los santos, como hasta ahora lo hacen. (Hebreos 6:10)

Salmos 90:17

Es importante tener la bendición de Dios en nuestra labor, ya que así tendremos su protección y sabiduría al momento de realizar nuestras asignaturas.

Señor y Dios nuestro, ¡muéstranos tu bondad y confirma la obra de nuestras manos! ¡Sí, confirma la obra de nuestras manos! (Salmos 90:17)

Proverbios 16:3

Dejemos siempre en manos de Dios nuestras acciones, y él las estará bendiciendo.

Encomienda al Señor tus acciones, y tus pensamientos serán afirmados. (Proverbios 16:3)

Salmos 128:1-2

En este versículo nos habla de las ventajas que tenemos al estar en los caminos del Señor, y que esto traerá un bien a nuestra vida.

¡Dichosos todos los que honran al Señor! ¡Dichosos los que van por sus caminos! ¡Dichoso serás, y te irá bien, cuando te alimentes del fruto de tu trabajo! (Salmos 128:1-2)

2 Tesalonicenses 3:11-12

En esta cita bíblica nos ordena que debemos tener una vida correcta y trabajar por nuestras cosas, ya que eso nos trae el bien.

Y es que nos hemos enterado de que algunos de ustedes viven desordenadamente, y no trabajan en nada, y se entrometen en lo ajeno. A tales personas les ordenamos y exhortamos, por nuestro Señor Jesucristo, que simplemente se pongan a trabajar y se ganen su propio pan. (2 Tesalonicenses 3:11-12)

Proverbios 10:4

Dios nos incentiva a trabajar, porque aquellas manos diligentes son las que obtienen riquezas, mas los perezosos están condenados a vivir en la pobreza.

Las manos negligentes llevan a la pobreza; las manos diligentes conducen a la riqueza. (Proverbios 10:4)

Efesios 4:28

Este versículo nos manda a que todo lo que tengamos, nos lo ganemos correctamente y así poder tener para ayudar a nuestro prójimo.

El que antes robaba, que no vuelva a robar; al contrario, que trabaje y use sus manos para el bien, a fin de que pueda compartir algo con quien tenga alguna necesidad. (Efesios 4:28)

Proverbios 14:23

Todo lo que nos propongamos y nos dediquemos a cumplirlo, tendrá éxito, pero el que hable sin llevar a la acción, no conseguirá nada.

Toda labor rinde sus frutos, pero hablar por hablar empobrece. (Proverbios 14:23)

Tito 3:14

Es importante tener varios conocimientos para poder ser de utilidad a los que nos necesiten.

Y que aprendan también los nuestros a ocuparse en las buenas obras para los casos de necesidad, para que no se queden sin dar fruto. (Tito 3:14)

1 Tesalonicenses 2:9

Llevar el evangelio de Cristo también se considera un trabajo, donde se hace un bien y no se molesta a nadie.

 Hermanos, ustedes se acordarán de nuestros trabajos y fatigas, y de cómo noche y día nos dedicamos a predicarles el evangelio de Dios, sin ser una carga para nadie. (1 Tesalonicenses 2:9)

1 Timoteo 5:8

La persona que sea egoísta y no ayude al prójimo, ni a sustentar su hogar, no está realizando los mandatos de Dios.

Porque si alguno no provee para los suyos, y especialmente para los de su casa, niega la fe y es peor que un incrédulo. (1 Timoteo 5:8)

Proverbios 13:11

Lo que fácil llega fácil se va, pero si ahorramos y trabajamos duro, aumentaremos nuestras riquezas.

Las vanas riquezas pronto se gastan; el que trabaja y la guarda las hace crecer. (Proverbios 13:11)

Colosenses 3:17

Todo lo que hagamos y pensemos, hay que encomendarlo al Señor y dándole gracias a Dios por ello.

Y todo lo que hagan, ya sea de palabra o, de hecho, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él. (Colosenses 3:17)

2 Timoteo 3:16-17

La palabra de Dios trae enseñanzas que nos ayudaran a tener un camino correcto, lleno de paz y sabiduría para enfrentar cualquier obstáculo.

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra. (2 Timoteo 3:16-17)

2 Corintios 9:8

Dios tiene el poder de bendecirnos y de suplir nuestras necesidades, tanto que nos puede dar en abundancia, y así ayudar a otros.

Y Dios es poderoso como para que abunde en ustedes toda gracia, para que siempre y en toda circunstancia tengan todo lo necesario, y abunde en ustedes toda buena obra; (2 Corintios 9:8)

Dios nos indica que la clave del éxito, es el esfuerzo y la dedicación que le pongamos a nuestra obra, claramente no puede faltar la bendición de Dios y el amor para poder realizarla y ver grandes resultados.