20 Versículos Bíblicos sobre Mujeres Guerreras

En la biblia aparecen muchos ejemplos de buenas hijas de Dios, quienes con su fe y devoción difundieron el evangelio y sobrevivieron a situaciones adversas. Queremos que conozcas versículos cortos.

Sara, Débora, Rut, Ana, Ester y María son una de esas hijas del Señor que confiaron en él para lograr su paz, sosiego y serenidad, juntos a sus esposos, hijos y familia.

Versículos para mujeres guerreras

La palabra de Dios nos conduce por la senda bienaventurada y nos reconforta para tener fuerza y coraje en tiempos de abundancia y de escasez, pues el Señor nos fortalece con su gracia y misericordia.

Efesios 6:10

La oración es poderosa para todos los hijos de Dios. Él te acompaña y te fortalece diariamente para luchar por la vida.

Por lo demás, fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerza. (Efesios 6:10).

Ester 7:3-4

La vida de Ester es un ejemplo de fuerza y lucha, pues en los momentos de adversidad, siempre se mantuvo con fe y fidelidad al Señor, nuestro Dios.

Respondió la reina Ester y dijo: si he hallado gracia ante tus ojos, oh rey y si le place al rey, que me sea concedida la vida según mi petición y la de mi pueblo, según mi deseo porque hemos sido vendidos, yo y mi pueblo, para el exterminio, para la matanza y para la destrucción. Y si sólo hubiéramos sido vendidos como esclavos o esclavas, hubiera permanecido callada, porque el mal no se podría comparar con el disgusto del rey. (Ester 7:3-4).

Proverbios 21:21

Una mujer encuentra amor y justicia cuando mantiene su lealtad hacia nuestro creador, quien con su grandeza nos bendice diariamente.

El que sigue la justicia y la lealtad halla vida, justicia y honor. (Proverbios 21:21).

1 Pedro 5:7

Las situaciones difíciles nos hacen crecer. Por eso, recuerda que luego de la tormenta viene la calma. El tiempo de Dios te hará florecer.

Y después de que hayáis sufrido un poco de tiempo, el Dios de toda gracia, que os llamó a su gloria eterna en Cristo, él mismo os perfeccionará, afirmará, fortalecerá y establecerá. (1 Pedro 5:10).

Salmos 37:1-2

El Señor nos enseña la virtud de la prudencia y la paciencia para practicarla diariamente con nuestras familias, compañeros de trabajo y hermanos de iglesia.

No te irrites a causa de los malhechores, no tengas envidia de los que practican la iniquidad. (Salmos 37:1-2).

Proverbios 17:1

Mujer guerrera recuerda que tu paz y serenidad son importantes para tu vida diaria. Crece diariamente leyendo la palabra de Dios.

Mejor es un bocado seco y con él tranquilidad que una casa llena de banquetes con discordia. (Proverbios 17:1).

Salmos 37:23

El Señor siempre guía nuestro camino para que las mujeres y su familia gocen de su gracia y misericordia.

Por el Señor son ordenados los pasos del hombre y el Señor se deleita en su camino. (Salmos 37:23).

Proverbios 31:25

Dios nos enseña en las sagradas escrituras que las mujeres debemos sonreír a la vida con mucho coraje y valentía.

Fuerza y dignidad son su vestidura y sonríe al futuro. (Proverbios 31:25).

Mateo 28:20

La bendición de Dios recae sobre todos nosotros hasta el fin del mundo. Él nos ama y perdona hasta la eternidad.

Enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. (Mateo 28:20).

Isaías 43:2

El Señor nos ama y nos protege mientras estemos viviendo situaciones poco favorables para nosotras las mujeres.

Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo, y si por los ríos, no te anegarán; cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama te abrasará. (Isaías 43:2).

Filipenses 4:6-8

La desesperanza y desesperación muchas veces azota nuestro corazón. Recuerda que la oración sana nuestra alma.

Por nada estéis afanosos; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús. (Filipenses 4:6-8).

Ester 4:14

La pureza y fortaleza de la mujer engrandecen su corazón mediante la lectura de la biblia para comunicarse con Dios.

Porque si permaneces callada en este tiempo, alivio y liberación vendrán de otro lugar para los judíos, pero tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para una ocasión como ésta tú habrás llegado a ser reina? (Ester 4:14).

Cantares 4:7

La belleza de la mujer guerrera es perfecta ante los ojos de Dios, porque somos sus hijas y como buen padre, desea lo mejor para ellas.

Toda tú eres hermosa, amada mía y no hay defecto en ti. (Cantares 4:7).

Romanos 5:3-5

Las tribulaciones forjan el carácter de las mujeres guerreras porque tienen el apoyo de Dios para transitar el camino de ilusión y esperanza.

Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia y la paciencia, carácter probado; y el carácter probado, esperanza; y la esperanza no desilusiona, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo que nos fue dado. (Romanos 5:3-5).

Jeremías 29:11

Dios es bueno y él con su infinito amor nos brinda protección y socorre para que gocemos de bienestar espiritual junto a nuestra familia.

Porque yo sé los planes que tengo para vosotros –declara el Señor- planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza. (Jeremías 29:11).

Éxodo 14:14

Sabemos que las mujeres guerreras viven con la palabra de Dios para asumir sus responsabilidades y ser consecuente para seguir el camino plasmado en los versículos bíblicos.

El Señor peleará por vosotros mientras vosotros os quedáis callados. (Éxodo 14:14).

1 Corintios 15:10

La gracia y misericordia de Dios nos protege para ser mujeres fuertes, para superar las dolencias físicas y espirituales.

Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y su gracia para conmigo no resultó vana; antes bien he trabajado mucho más que todos ellos, aunque no yo, sino la gracia de Dios en mí. (1 Corintios 15:10).

2 Samuel 22:40-41

En ocasiones podemos pensar que Dios nos ha olvidado, porque sentimos que no escucha nuestras suplica, pero debemos mantener la certeza de su amor y compasión en nuestro corazón.

Pues tú me has ceñido con fuerza para la batalla; has subyugado debajo de mí a los que contra mí se levantaron. También has hecho que mis enemigos me vuelvan las espaldas, y destruí a los que me odiaban. (Samuel 22:40-41).

Josué 1:9

El Señor nos da el mandamiento de fortaleza y valentía para asumir nuestros retos para vivir con paz en el corazón.

¿No te lo he ordenado yo? ¡Sé fuerte y valiente! No temas ni te acobardes, porque el Señor tu Dios estará contigo donde quiera que vayas. (Josué 1-9).

Efesios 2:19-22

Sabemos que muchas veces te sientes afligida, pero recuerda somos hijos de Dios y él nos cuida a todos.

Así pues, ya no sois extraños ni extranjeros, sin que sois conciudadanos de los santos y sois de la familia de Dios. (Efesios 2:19-22).

Mujer guerrera es importante que sepas que eres hija de Dios y él te acompaña hasta la eternidad. La lectura de estos versículos fortalece tu espíritu para que goces de plenitud y bienestar junto a tu familia y hermanos de iglesia.