20 Versículos Bíblicos de Obediencia

Última Actualización: 06/07/2021

La obediencia a los mandatos que Dios hace es muy importante primero porque nos ayuda a cuidar nuestra salvación y segundo nos ayuda a poder vivir en paz y con serenidad en esta vida, pues todos los mandamientos están hechos para el beneficio y la protección del prójimo y de uno mismo.

Dios nos manda a caminar correctamente, cuidándonos de no pecar, sabemos que no es fácil, pero ciertamente mientras nos mantengamos obedientes nuestras fuerzas en Cristo aumentarán y esto hará que poco a poco se haga más fácil el seguir las ordenanzas de Dios.

Versículos Bíblicos de Obediencia

A continuación, te presentamos algunos textos bíblicos que te ayudarán a mantenerte en obediencia, dándote aliento para que puedas mantenerte en los caminos del Señor cumpliendo su palabra.

Juan 14:23

El que busca a Dios y obedece su palabra, está demostrando que ama al Señor, esto significará que Dios estará con él en todo momento apoyándolo y bendiciendo su camino pues Dios recompensa a sus verdaderos seguidores.

Jesús le respondió: El que me ama, obedecerá mi palabra; y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y con él nos quedaremos a vivir. (Juan 14:23)

Levítico 22:31

Dios es el dueño de la tierra, de la galaxia y de todo lo que existe, es el Rey de reyes y Señor de señores, así que por esto debemos cumplir sus órdenes y debemos de servirle con respeto y temor.

Cumplan mis mandamientos. Pónganlos en práctica. Yo soy el Señor. (Levítico 22:31)

Deuteronomio 5:33

La obediencia a los mandatos de Dios tiene su premio, pues tendremos bendiciones durante nuestra vida aquí en esta tierra y además heredaremos un reino mucho mejor donde habrá muchos tesoros y estaremos felices por la eternidad.

Sigan por el camino que el Señor su Dios les ha ordenado seguir, para que les vaya bien y vivan muchos años en la tierra que van a poseer. (Deuteronomio 5:33)

Romanos 5:19

Pues gracias a la desobediencia de Adán y Eva los humanos fuimos condenados a muerte, sin poder recuperar la conexión con el creador, mas gracias al sacrificio de obediencia que realizó Jesús esto fue un pago por esa condenación y ahora somos salvos en su nombre y podemos recuperar la relación con nuestro padre celestial.

Porque, así como por la desobediencia de un solo hombre muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno solo muchos serán constituidos justos. (Romanos 5:19)

1 Pedro 2:25

Cuando vivimos sin Dios en nuestros corazones, somos como una persona pérdida en un desierto, más cuando llegamos a los pies de Jesucristo conectamos directamente con la fuente de vida y pasamos de la oscuridad a la luz.

Porque ustedes eran como ovejas descarriadas, pero ahora se han vuelto al Pastor que cuida de sus vidas. (1 Pedro 2:25)

Santiago 4:7

El obedecer los mandatos de Dios no es fácil pues existen siempre muchas tentaciones, mas la biblia te habla de que te mantengas firme y no cedas al mal, pues este al ver que no puede contigo huirá de ti.

Por lo tanto, sométanse a Dios; opongan resistencia al diablo, y él huirá de ustedes. (Santiago 4:7)

2 Corintios 9:13

Al ser creyentes de Dios, debemos glorificarnos en cumplir con obediencia sus mandatos, amando a Dios y procurando no hacer mal contra nuestro prójimo o nosotros mismos.

Pues al experimentar este servicio glorifican a Dios por la obediencia de ustedes al evangelio de Cristo, y por su generosa contribución para ellos y para todos. (2 Corintios 9:13)

Deuteronomio 7:12

En la biblia aparecen muchas promesas que Dios le hace a la humanidad, y te enseña que, si eres obediente y te mantienes como un siervo fiel, puedes reclamar estas bendiciones pues esas son las recompensas.

Si después de oír estos decretos, los cumples y los pones por obra, el Señor tu Dios cumplirá contigo el pacto que hizo con tus padres y te mostrará su misericordia. (Deuteronomio 7:12)

Filipenses 2:5-8

La biblia te manda a seguir el ejemplo de Jesús, quien predicó la palabra del Señor, ayudó a los que estaban necesitados, obedeció a Dios en todo lo que mandaba y hasta el final se permaneció fiel al Señor y a su plan, aún a pesar de que tenía que sufrir por ello.

Que haya en ustedes el mismo sentir que hubo en Cristo Jesús, quien, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo y tomó forma de siervo, y se hizo semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. (Filipenses 2:5-8)

Deuteronomio 28:1

El obedecer a Dios es una muestra de respeto y honra para él, por eso esta acción, trae muchas bendiciones para tu vida, pues lo que tú le pidas y el vea que sea bueno para ti, él te lo dará.

Si tú escuchas con atención la voz del Señor tu Dios, y cumples y pones en práctica todos los mandamientos que hoy te mando cumplir, el Señor tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. (Deuteronomio 28:1)

1 Pedro 1:22

El obedecer los mandatos de Dios hace que vayas purificando y alineando tu vida, cuando sigues a Dios, debes aprender a amar a tu prójimo y a tenderle la mano al necesitado, pues eso también en un mandamiento muy importante.

Y ahora, ya que se han purificado mediante su obediencia a la verdad, para amar sinceramente a sus hermanos, ámense los unos a los otros de todo corazón. (1 Pedro 1:22)

Filemón 1:19-21

En este versículo Pablo le está pidiendo a esta persona que le hago un favor para la obra de Dios, pues él sabe que es de confiar y que puede contar con esta persona cuando sea necesario.

Yo, Pablo, escribo esto de mi puño y letra; yo te lo pagaré; por no decir que tú mismo estás en deuda conmigo. Así es, hermano; permíteme sacar algún provecho de ti en el Señor; reconforta mi corazón en el Señor. Te he escrito porque confío en tu obediencia, y porque sé qué harás aún más de lo que te pido. (Filemón 1:19-21)

Santiago 1:22

Nada hacemos si oímos y leemos las escrituras y no la ponemos en práctica, ya que esto no cambiaría nada y no estaríamos edificando nuestra espiritualidad, manteniendo nuestra conexión con Dios.

Pero pongan en práctica la palabra, y no se limiten sólo a oírla, pues se estarán engañando ustedes mismos. (Santiago 1:22)

1 Samuel 15:22

Claramente en este versículo señala que vale mucho más para Dios que tu sigas sus mandatos y lleves tu vida en el camino correcto a que ofrezcas grandes ofrendas, diezmos y primicias, pero sigas haciendo el mal y llevando tu vida hacia la perdición.

¿Y crees que al Señor le gustan tus holocaustos y ofrendas más que la obediencia a sus palabras? Entiende que obedecer al Señor es mejor que ofrecerle sacrificios, y que escucharlo con atención es mejor que ofrecerle la grasa de los carneros. (1 Samuel 15:22)

Hechos 4:18-21

Dios había mandando a estos hombres a que predicasen su palabra, llevándola a cada nación y cada ciudad que la necesitaba, pero había personas que no estaban de acuerdo con los que ellos decían, pero esto no los detuvo, más grande es Dios y mejor obedecerlo a él.

Entonces los llamaron y les advirtieron que no debían volver a hablar ni enseñar acerca del nombre de Jesús. Pero Pedro y Juan les respondieron: juzguen ustedes: ¿Es justo delante de Dios obedecerlos a ustedes antes que a él?  Porque nosotros no podemos dejar de hablar acerca de lo que hemos visto y oído. Entonces ellos los dejaron en libertad, no sin antes amenazarlos, pues no hallaron ningún modo de castigarlos. Y es que temían al pueblo, porque todos glorificaban a Dios por lo sucedido. (Hechos 4:18-21)

Hebreos 5:8-9

El sacrificio de Jesucristo fue un plan que realizó Dios para la salvación de los humanos, y Jesús a pesar de que tuvo miedo él siguió haciendo la voluntad del Señor y entregó su vida por nosotros, ahora los que obedecen su palabra y aceptan su sacrificio obtienen la salvación eterna.

Aunque era Hijo, aprendió a obedecer mediante el sufrimiento; y una vez que alcanzó la perfección, llegó a ser el autor de la salvación eterna para todos los que le obedecen. (hebreos 5:8-9)

Lucas 17:6

Si con fe declaras algo, la biblia te dice que esto sucederá. Puedes declarar que una montaña se moverá y esta obedecerá tus ordenanzas.

Entonces el Señor les dijo: Si ustedes tuvieran fe del tamaño de un grano de mostaza, podrían decirle a este sicómoro: Desarráigate, y plántate en el mar, y el sicómoro los obedecería. (Lucas 17:6)

Mateo 7:21

No todo el que dice que es cristiano o que cree en Dios, realmente lo es o lo hace, pues quien de verdad es un creyente, obedece la palabra del señor y honra a Dios por sobre todas las cosas.

No todo el que me dice: “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. (Mateo 7:21)

1 Corintios 15:58

Manténganse constantes en las cosas del Señor, pues cada contribución que haces a la obra de Dios, Él en los cielos lo ve y la biblia te habla de que cuando eres obediente a su palabra Dios te bendicen a ti y a tu hogar.

Así que, amados hermanos míos, manténganse firmes y constantes, y siempre creciendo en la obra del Señor, seguros de que el trabajo de ustedes en el Señor no carece de sentido. (1 Corintios 15:58)

1 Reyes 2:3

La bendición de Dios llegará a tu vida si permaneces fiel en su palabra y en su camino, cuando actúas con rectitud y cumples los mandatos que hace Dios en la biblia conforme pasa el tiempo tu vida será prosperada.

Cumple los mandamientos del Señor tu Dios, y no te apartes de sus caminos; sigue sus sendas y cumple con sus leyes y preceptos, tal y como están escritos en la ley de Moisés. Así prosperarás en todo lo que hagas y en todo lo que emprendas. (1 Reyes 2:3)

La biblia te enseña que el ser obedientes a Dios no es en vano, esto traerá muchas bendiciones a tu vida y siempre te cuidará de que no cometas algún error por el cual te lamentes toda tu vida, por esto, mantente siempre firme en la fe y cuida tu salvación ayudando al prójimo y obedeciendo a Dios.